Hubo protesta familiar y traslado de médicas

Los familiares de la niña que falleció en el hospital de Esquel de Hantavirus se presentaron en el establecimiento cuestionando la atención del sistema de Salud. La familia se enteró por el comunicado oficial sobre el diagnóstico. Las médicas de la localidad de Corcovado fueron trasladadas.

Ocurrió este miércoles por la tarde en el hospital de Corcovado, luego de que se conociera el fallecimiento de una nena de 8 años a causa de Hantavirus en el Hospital Zonal de Esquel.

Los familiares y allegados de la nena se presentaron en el centro de Salud luego de que los restos de la niña llegaran a la sala velatoria de la localidad.

El enojo –según Radio 3- se manifestó inmediatamente ya que fue en este contexto cuando se notificaron del fallecimiento de la niña. Y de una forma reprochable: mediante el comunicado oficial difundido por el Ministerio de Salud a los medios. Esto motivó que la familia se hiciera presente en el hospital y exigiera la presencia de las profesionales que la habían atendido en un primer momento, el pasado 8 y 9 de julio.

Los familiares consideraron que no existió una atención médica adecuada para con la menor, pero principalmente porque sostuvieron que desde el Hospital de Esquel nunca les dieron a conocer las causas del fallecimiento, ni les advirtieron que la menor era un caso sospechoso de Hantavirus.

En el lugar tuvo que intervenir personal policial para evitar que se produjeran incidentes. Tras un diálogo con los familiares, estos se retiraron y en el hospital quedaron dispuestos efectivos policiales en custodia del nosocomio y a modo preventivo.

En el lugar no se detectaron daños al edificio público, ni lesiones al personal que se desempeña en el Hospital. Además, se trasladó a Esquel a las médicas para prevenir acciones en su contra.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico