Impulsan una ordenanza para disponer butacas adaptadas a personas obesas

La concejal del PJ-FpV, Beatriz Neira, presentó un proyecto de ordenanza que busca establecer que tanto en colectivos como en lugares de uso público, existan asientos especiales para personas con obesidad. La iniciativa, que tomó estado parlamentario en la última sesión, se comenzará a discutir en comisión.

Los obesos afrontan, casi a diario, situaciones incómodas y vergonzosas cuando deben sentarse en colectivos, confiterías, cines o teatros. Por su contextura física, estas personas tienen dificultades para sentarse y, además, terminan involuntariamente molestando a quien está en el asiento de al lado.
Por esa razón, la concejal Beatriz Neira (FpV), presentó en la última sesión un proyecto de ordenanza que obliga, en su primer artículo," a las unidades de transporte público de pasajeros que circulen en la ciudad, cualquiera sea su condición, estatales, privados o mixtos" a contar con "asientos o butacas especiales para personas con obesidad".
En el artículo dos, la edil también impulsa la misma obligación de asientos especiales en "aquellos lugares de uso público como cines, teatros, cafeterías, confiterías bailables, pubs, bares, estadios deportivos y salas de espectáculos.
En el caso de los colectivos, Neira propone que las unidades de transporte público tengan, al menos, un asiento por unidad. En lo que respecta a los lugares de espectáculos o confiterías, las sillas especiales deben alcanzar, al menos, al 10 por ciento del total de butacas o asientos habilitados.
Como el proyecto está en discusión, la concejal no especificó las dimensiones y características técnicas de los asientos especiales, que las determinará el futuro responsable de cumplimiento de la normativa, que también establecerá las sanciones a aplicar a los transportistas y/o comerciantes en caso de incumplimiento.
En la iniciativa se otorga el plazo de un año, luego de que la misma ordenanza sea sancionada, para que las empresas de transporte y/o comerciantes adecuen sus unidades y establecimientos a lo determinado en la ordenanza.
La autoridad de aplicación será la Dirección General de Transporte y a la Dirección de Habilitaciones Comerciales, dependientes de la Secretaría de Gobierno y Función Pública.
Una aclaración importante de la futura ordenanza es que la persona obesa no tendrá que pagar "ningún tipo de sobreprecio", como lamentablemente se verificó en algunos casos en los que las aerolíneas y lugares de espectáculos pretendían cobrar dos asientos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico