Incautan droga en Arroyo Verde a partir de una serie de escuchas

Personal policial venía investigando al grupo sospechoso que viajó a Río Negro en busca de estupefacientes. Cuando ingresaban de regreso a Chubut fueron interceptados en Arroyo Verde. La requisa a su vehículo arrojó resultado positivo con la incautación de más de 300 gramos de cocaína de máxima pureza.

Con intervención del Juzgado Federal de Rawson, personal de la Policía del Chubut realizó este sábado a la madrugada un control vehicular sobre la ruta Nacional 3, a la altura de Arroyo Verde, en el límite interprovincial con Río Negro.

El operativo se efectuó a partir de intervenciones telefónicas en las que había surgido que un grupo de sospechosos viajó a Villa Regina, Río Negro, en búsqueda de estupefacientes.

De ese modo, alrededor de las 4 de este sábado se observó el ingreso a territorio chubutense de un Peugeot 307, conducido por una mujer identificada por fuentes oficiales como Marina Tossi, quien iba acompañada por Gastón Liberti. Según fuentes oficiales, ambos estaban siendo investigados en el marco de la causa. Estos iban acompañados por dos hombres oriundos de Esquel, precisaron las mismas fuentes.

Luego de la identificación de los ocupantes del vehículo se utilizó un perro detector de narcóticos que realizó una marcación en el interior del automóvil. De esa manera, incautaron 338 gramos de clorhidrato de cocaína de máxima pureza. También fueron secuestrados cinco teléfonos celulares para ser peritados.

A partir de los resultados y conforme con lo dispuesto por el Juzgado Federal, tanto Tossi como Liberty permanecerán detenidos en carácter de incomunicados, mientras que los otros dos sospechosos recuperaron la libertad luego de fijar domicilio.

Tras el hallazgo en el control de Arroyo Verde, la Justicia Federal autorizó dos órdenes de allanamiento en dos domicilios de Trelew. Allí se procedió al secuestro de más de 150 gramos de cannabis, anotaciones varias, recortes, balanza, un arma de fuego, comprobantes de depósito de dinero y teléfonos celulares.

La investigación se inició hace unos dos meses y así se pudo establecer que los investigados se dedicarían al comercio de estupefacientes.

Para ejecutar dichas diligencias se contó con la colaboración de personal del Grupo Especial de Operaciones Policiales. Supervisaron las medidas el director de la Policía Judicial, comisario general Julián Vilches y el jefe de Área Drogas Peligrosas, comisario inspector Mauricio Zabala.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico