Independiente-Talleres fue empate y ambos se despidieron del torneo

El ’Rojo’ se imponía con goles de Sporle y Canelo, de penal, pero la ’T’ reaccionó y con tantos de Girotti y Benavidez, logró igualar el partido 2-2 en Avellaneda.

Independiente empató 2 a 2 con Talleres de Córdoba como local y ambos se quedaron afuera de los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional en la Zona A en el marco de la 14ª fecha.

Con los goles de Adrián Sporle y Alexis Canelo de penal, Independiente alcanzaba los 25 puntos y se metía entre los cuatro primeros que avanzaron a la siguiente ronda del campeonato.

No obstante, Federico Girotti primero y Gastón Benavidez después igualaron el marcador en el inicio del complemento, en apenas dos minutos de diferencia, y los dos equipos se quedaron con las manos vacías por los triunfos de River en Córdoba y Vélez en Mendoza.

A los 10 minutos llegó el primer aviso serio del ’Rojo’. Tras una gran jugada y el centro desde la derecha, Gabriel Avalos no pudo conectarla bien de zurda y el balón se fue desviado. Pudo ser la apertura del marcador. El local siguió buscando, siendo superior a un duro rival, y a los 34 minutos Adrián Sporle metió un cabezazo letal, ingresando por el segundo palo, para decretar el 1-0 tras un gran centro de Lucas González desde la derecha. Y fue delirio de los hinchas en Avellaneda.

Cuando jugaban tiempo adicionado en el primer tiempo llegó una acción con valor extra para Independiente. El defensor Miguel Navarro, de Talleres, abrió su brazo izquierdo en un tiro al arco, recibió otra tarjeta amarilla y fue expulsado, marcando el árbitro penal para el anfitrión. Acto seguido, el equipo de Tevez se puso 2-0 por el gol de Alexis Canelo, que metió un bombazo de derecha en el disparo desde los 12 pasos.

Ni bien arrancó el segundo tiempo, a los cinco minutos, descontó Talleres a través de un tiro de media distancia de Federico Girotti -ex River Plate-, que se elevó un poquito por el desvío en un rival. Y apenas un minuto después llegó el increíble 2-2 de la ’T’, con 10 jugadores, por el preciso centro de Ramiro Ruiz Rodríguez y el cabezazo justo de Gastón Benavídez, que quedó solo en el área chica, sin marca.

Los nervios se apoderaron enseguida de los jugadores del Rojo, que fallaron pases fáciles y no supieron hacer la diferencia ante un rival con un hombre menos en la mitad del encuentro. Por posición adelantada, el juez anuló el que podía ser el gol del triunfo de Talleres, que gritó fuerte Girotti por algunos minutos. Finalmente, Guido Herrera, el arquero visitante, terminó siendo la figura al tapar dos jugadas claves sobre el cierre, que bien le pudieron dar la victoria y la clasificación al local.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico