Jugador peruano amplía denuncia por el partido Argentina-Perú del 78´

El exjugador del seleccionado peruano José Velásquez Castillo, que ya había denunciado un supuesto "arreglo" entre Argentina y Perú por el polémico partido en que la albiceleste ganó 6 a 0 en 1978, amplió sus acusaciones y señaló a excompañeros de equipo que habrían sido influenciados para ir a menos. Este año se cumplen 40 años del primer título mundial de la selección argentina

Las sospechas rodean al Argentina-Perú jugado en el Mundial de 1978 como a pocos partidos en la historia. La Selección local debía ganar por cuatro tantos o más, para obtener una mayor diferencia de gol que Brasil y arrebatarle el primer puesto del Grupo B y acceder a la final.

El resultado final ante los peruanos fue de 6-0. Rápidamente, y a medida que fueron pasando los años, fue tomando más fuerza la hipótesis de que ese partido estuvo arreglado, aunque nunca se presentaron denuncias acompañadas de pruebas fehacientes.

Ya en la previa del partido que la Selección disputó el pasado 5 de octubre ante Perú en La Bombonera, el exjugador del seleccionado peruano José Velásquez Castillo se había metido en la polémica afirmando que tanto sus excompañeros y cuerpo técnico tuvieron que ver con un posible arreglo del partido.

Es más, tuvo un fuerte cruce con Alberto Tarantini quien acusó al conjunto peruano de "no estar a la altura", en el programa "No todo pasa", de TyC Sports, y con el periodista Horacio Pagani, en "Estudio Fútbol".

Este martes, en una entrevista realizada por el diario peruano Trome, el exjugador volvió a arremeter contra quienes fueron sus compañeros en dicho partido, pero esta vez dio nombres: Rodulfo Manzo (defensor central), Raúl Gorriti (mediocampista, ya fallecido), Juan José Muñante (delantero, que ese día puso un tiro en el palo cuando el partido estaba 0-0) y Ramón Quiroga (arquero, nacido en Argentina), y aseguró: "hay otros dos que son famosos y les puedo dañar sus carreras".

Ante la pregunta de si el genocida Jorge Rafael Videla, ingresó al vestuario peruano, Velásquez aseveró: "entró con el secretario general de Estados Unidos, Henry Kissinger, supuestamente a desearnos suerte. ¿Qué tenían que hacer ahí? Fue como una manera de presionarnos, para ver a los que se habían vendido".

También le cayó al director técnico de ese equipo, Marcos Calderón, sospechando que tomó decisiones incorrectas a propósito. "Yo era titular y jugaba los 90 minutos. En ese partido, el entrenador me saca cuando perdíamos 2-0. Entra (Raúl) Gorriti y llegan los demás goles", acusó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico