Juicio para el adulto y probation para el menor de edad

En el marco de una causa por robo agravado, la Fiscalía pidió que se eleve a juicio oral y público la participación que tuvo Miguel Ángel Ferreira, mientras que para el menor que actuó en complicidad se propuso una suspensión de juicio a prueba.

La audiencia preliminar a la que fue sometido Miguel Ángel Ferreira se llevó a cabo en la Oficina Judicial de Sarmiento y estuvo presidida por el juez penal, Alejandro Rosales.

Al Ministerio Público Fiscal, en tanto, lo representó la fiscal general, Laura Castagno, mientras que el acusado recibió la asistencia del abogado de la Defensa Pública, Gustavo Oyarzún. En tanto, el adolescente fue acompañado por su progenitor.

En la ocasión, Castagno relató el hecho que figura en la acusación y luego enumeró los medios de prueba propuestos para las audiencias de debate.

En este sentido, indicó que la parte acusadora convocará a trece testigos y presentará seis pruebas documentales.

Con respecto a la calificación jurídica escogida, sostuvo que se acusa a Ferreira como autor del delito de robo doblemente agravado por ser cometido en lugar poblado y en banda, con la participación de un menor de 18 años, en grado de tentativa.

En tanto, sobre la pretensión punitiva afirmó que para el menor solicitará la declaración de responsabilidad penal y la aplicación de medidas socioeducativas.

Las medidas propuestas fueron una amonestación severa en presencia de sus padres y abogado defensor; un pedido de disculpas a la víctima y el compromiso de abstenerse de repetir hechos como el que lo llevaron al proceso judicial.

El menor también deberá adoptar oficio o profesión, realizar trabajos a favor de la comunidad mediante la presentación en el departamento de Obras Públicas de la Municipalidad de Sarmiento.

Asimismo, se propuso que el adolescente realice tareas de mantenimiento en la vivienda de la víctima.

Por otra parte, para Ferreira se fijó una pretensión punitiva de tres años y seis meses de prisión.

A su turno, Oyarzún adelantó que existe una posibilidad cierta de solicitar la incorporación del menor de edad a la probation por el lapso de un año. Para ello, deberán convocar a la víctima para que se expida y así resolver la situación.

En este marco, el abogado defensor no formuló objeciones a la procedencia de la acusación respecto del imputado Ferreira.

Así las cosas, Rosales resolvió poner en conocimiento de la víctima la propuesta efectuada, como así también el beneficio de suspensión de juicio a prueba y una reparación económica.

En tanto, dictó el auto de apertura a juicio oral y público contra Miguel Ferreira en orden a los hechos consignados en la pieza acusatoria y la calificación legal propuesta para la parte acusadora.

Por último, dispuso una prohibición de acercamiento y contacto entre el acusado y la víctima.

EL HECHO

El hecho en cuestión ocurrió el 10 de enero a las 7:25, en una vivienda ubicada sobre calle Eva Duarte e Inocencio Gonzalorena, del barrio Progreso.

Según los investigadores, Ferreira y dos menores de 18 años rompieron dos vidrios de una puerta e ingresaron a la vivienda. Luego sustrajeron un reproductor de DVD y una guitarra criolla.

Los sospechosos fueron encontrados en la plaza del barrio Progreso y cuando observaron el patrullero intentaron deshacerse de los elementos y fueron alcanzados por el personal policial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico