La dupla Spataro-Ledesma ganó bajo la lluvia los 200 kilómetros de Buenos Aires

El binomio, con Renault Fluence, ganó ayer la carrera, que estaba pactada a 34 vueltas, pero que culminó por tiempo a los 75 minutos cuando se habían cumplido 26 giros en el circuito número 15. Segunda fue la dupla Juan Rosso y Sebastián Pelusso (Ford Focus) y completó el podio Bernardo Llaver y Santiago Urrutia (Chevrolet Cruze).

El binomio integrado por el bonaerense Emiliano Spataro y el marplatense Christian Ledesma, con Renault Fluence, ganó ayer los 200 kilómetros de Buenos Aires, que por la novena fecha del calendario de la especialidad, se disputaron en el autódromo porteño Oscar y Juan Gálvez.

La competencia, pactada en principio a 34 vueltas, culminó por tiempo a los 75 minutos cuando se habían cumplido 26 giros al circuito número 15 de 5.958 metros de extensión.

Segunda fue la dupla del cordobés Juan Angel Rosso y el bonaerense Sebastián Pelusso (Focus), y completaron el podio el mendocino Bernardo Llaver y el uruguayo Santiago Urrutia (Cruze).

Luego se ubicaron los cordobeses Facundo Chapur y Franco Girolami (408), el quilmeño Damián Fineschi y el chaqueño Juan Manuel Silva (Focus), el bonaerense Martín Moggia y el correntino Humberto Krujoski (Citroen C4).

Completaron los diez primeros el cordobés Manuel Mallo y el paranaense Matías Russo (Cruze), el juninense Gabriel Ponce de León y el arrecifeño Norberto Fontana (Toyota), el tandilense Leonel Pernía y el mendocino Julián Santero (Fluence), además del puntano Carlos Javier Merlo y el mexicano Ricardo Pérez Lara (Fiat).

Por su parte, el comodorense Luciano Farroni (Ford Focus) haciendo dupla con el neuquino Camilo Echevarría finalizó en el 18° puesto a una vuelta para el final.

Disputadas nueve fechas del campeonato, está al frente de la tabla Facundo Ardusso (Fluence), 149 puntos; seguido por Emiliano Spataro (Fluence), 128.5; Mariano Werner (408), 126; Leonel Pernía (Fluence) 121; Bernardo Llaver (Cruze), 120.5 y Agustín Canapino (Cruze), 118.

La décima fecha del campeonato del Súper TC2000 se disputará el domingo 5 de noviembre en el autódromo Eduardo Copello de San Juan.

PANORAMA - 26 VUELTAS

1° Emiliano Spataro-Christian Ledesma Renault Fluence 1:15.370

2° Juan Angel Rosso-Sebastián Peluso Ford Focus II a 00.470

3° Bernardo Llaver / Santiago Urrutia Chevrolet Cruze a 01.240

4° Facundo Chapur-Franco Girolami Peugeot 408 a 00.927

5° Damián Fineschi-Juan Manuel Silva Ford Focus II a 05.350

6° Martín Moggia-Humberto Krujoski Citroen C4 Lounge a 01.845

7° Manuel Mallo-Matías Russo Chevrolet Cruze a 00.708

8° Gabriel P. de Leon-Norberto Fontana Toyota Corolla a 00.917

9° Leonel Pernía-Julián Santero Renault Fluence a 10.695

10° Carlos Merlo-Ricardo Peréz Lara Fiat Linea a 05.437

11° Matías Milla-Rafael Morgenstern Toyota Corolla a 01.571

12° Luis José Di Palma-Valdeno Brito Renault Fluence a 00.210

13° Agustín Canapino-Franco Vivian Chevrolet Cruze a 01.889

14° Facundo Ardusso-Ricardo Risatti Renault Fluence a 02.472

15° Matías Rossi-José María López Toyota Corolla a 00.259

16° Mariano Werner-Mariano Altuna Peugeot 408 a 00.545

17° Emmanuel Cáceres-Fabricio Pezzini Fiat Línea a 39.370

18° Luciano Farroni-Camilo Echevarria Ford Focus II a 01.000

DESDE BOXES

Emiliano Spataro: “Fue un fin de semana muy especial, en realidad ya lo era antes de comenzar, porque fue muy difícil convencer a Christian (Ledesma) que corra con nosotros y el viernes después del golpe note mal, lo vi muy triste, pero el equipo lo dejó todo. No hubo caras largas, le puso mucho trabajo y sacrificio. De a poco se fueron dando vueltas las cosas, pero pese a que la clasificación fue mala, mantenía las esperanzas. Hoy demostró lo gran piloto que es, superó muchos autos y nos ayudó a tomar la decisión más difícil, que fue largar con gomas de lluvia. Ganar esta carrera es una alegría enorme”.

Christian Ledesma: “Después de lo del viernes quería irme a mi casa, no le rompí un auto dos años con ellos y se lo rompo en un entrenamiento, tenía una amargura terrible, me sentía muy mal. Pero cuando llegue a los boxes, vi que tenían el auto desarmado en menos de media hora, es como que me motivó. No tengo palabras de agradecimiento para Emiliano (Spataro) y el Sportteam por esta alegría”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico