La escalofriante versión de Nahir Galarza contra su padre

Cómo fue la noche del crimen de Fernando Pastorizzo según el secreto que Galarza le reveló a su abogada Raquel Hermida Leyenda. La acusación contra su padre por ser el presunto asesino y qué dijo su madre sobre el inesperado giro en la causa

Sorprendida, Nahir vio cómo su padre llegó en su auto velozmente, como si los hubiera estado siguiendo, hasta las calles de tierra, aquella madrugada siniestra frente a la casa de su abuela materna. Ella estaba con Fernando en la moto. Era la madrugada del 30 de diciembre de 2017.

Con la frenada del auto de Galarza, Fernando se asustó, frenó de golpe la moto y se cayó. Ella se tambaleó, pero se mantuvo arriba. Galarza se bajó, tomó el arma, que era suya, la que usaba como policía de Entre Ríos, habló algo con Pastorizzo y le disparó dos veces. De frente y de espaldas. Fernando, malherido, miró a Nahir y le dijo: “Por favor, llamá a una ambulancia”.

Pero Galarza le dio el arma a su hija y le ordenó: “Andate”. El se subió a su auto y se fue.

“Yo no supe qué hacer porque todo me pareció una película, aparte no tenía a dónde llevar el arma, no entendía nada de lo que había pasado”, le dijo Nahir a su abogada, Raquel Hermida Leyenda, que logró lo que parecía impensado: que la joven le contara un secreto que puede cambiar su destino.

Eso ocurrió la noche en que Fernando Pastorizzo fue asesinado de dos balazos en Gualeguaychú, según el nuevo relato de Nahir Galarza, que se declaró inocente y acusó a su padre, el policía Marcelo Galarza, por el asesinato por el que fue condenada a cadena perpetua el 3 de julio de 2018.

CUATRO AÑOS DE SILENCIO

Hasta esta nueva versión, difundida en exclusiva por Infobae, Nahir había declarado en el juicio oral y en la etapa de instrucción que le disparó a Fernando por accidente, dos veces.

En esa oportunidad, declaró: “En un momento, cuando él empezó a manejar la moto con las dos manos, solamente le saqué el arma, y cuando se da cuenta, frena la moto. Y cuando la frena es donde de repente me quedé aturdida y nos caímos los dos para el costado. Me alcancé a levantar y fue enseguida que quedé otra vez aturdida. Fueron dos segundos nada más. No sé cómo describirlo. Se me puso la mente en blanco, no sabía qué hacer. Tenía la mente como apagada. Estaba desesperada y nerviosa. No sé cómo explicarlo, ojalá pudiera hacerlo”.

Pero en su primera declaración, asistida por su primer abogado Víctor Rebossio, después desplazado, se había hecho cargo del asesinato. Nahir asegura que ahí se armó su culpabilidad aunque era inocente.

“¿Le contaste a alguien más?”, quiso saber su abogada. “A una compañera de celda. Mi mamá se va a enterar por vos”. “¿Por mí?”, se mostró sorprendida la abogada. “Sí”.

Horas más tarde, Yamina Kroh, la madre de Nahir, se enteró de los detalles durante una reunión con Hermida Leyenda. “Creo en mi hija”, le dijo. Y lloró. El lunes, Nahir deberá declarar ante la Justicia. Está dispuesta a ratificar la denuncia y acusar a su padre.

Nahir también denunció ante su abogada que su tío paterno la abusó sexualmente cuando era menor. “Fueron varias veces, hasta llegó a atarla a un árbol”, dijo Hermida.

Y hay otra denuncia por violencia de género contra Galarza. Al mismo tiempo, pidió medidas de seguridad para Nahir, para su hermano, su madre Yamina y para ella.

“Las otras denuncias a Rebossio y Rondoni Caffa son por complicidad, porque sospechamos que hubo un entramado judicial para encubrir al asesino y condenar a una joven. Por otro lado, sospechamos que Galarza se ocupó con esta gente de que no saliera su auto en las cámaras de seguridad”, dijo Hermida Leyenda.

Fuente: Infobae

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico