La familia Maldonado insiste en Comodoro para que el juez Otranto sea apartado de la causa

En la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia se realiza esta mañana una audiencia donde la familia Maldonado expondrá sus argumentos para apartar al juez federal de Esquel, Guido Otranto, de la búsqueda de Santiago. En tanto, la comunidad mapuche de Vuelta de Río tomó ayer el Juzgado Federal de Esquel para pedir la renuncia del magistrado por los atropellos que sufrieron en los operativos que encabezó para encontrar al joven artesano. La toma duró cuatro horas hasta que el juez decidió reunirse con los mapuches.

A 51 días de la desaparición de Santiago Maldonado, la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia escuchará los fundamentos de la querella y del Ministerio Público Fiscal sobre la recusación del juez federal, Guido Otranto, planteada por la familia del joven oriundo de 25 de Mayo y rechazada por el magistrado.

La audiencia cmoenzará sobre las 11 horas y, tras escuchar las partes, la Cámara tendrá 48 horas para resolver el caso por lo que se estima que el lunes habría una resolución que será inapelable.
En dialogo con la agencia de noticias Télam, el presidente de la Cámara, Javier Leal de Ibarra, explicó que la audiencia se hará en el marco de lo establecido por el artículo 61 del Código Procesal Penal de la Nación y que “en caso de que Otranto sea recusado, los jueces de Rawson se harán cargo de la causa”.

Hay que recordar que la familia Maldonado pidió, a través de su abogada Verónica Heredia, el apartamiento del magistrado de la causa por el “nulo avance”. Mientras que Otranto aseguró que “no existen argumentos para que sea separado de su cargo” rechazando también la recusación que le hizo el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y elevó la presentación y su informe a la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia.

maldonado camara federal 1.mp4
Video: Martín Pérez / El Patagónico



Asimismo, Ariel Garzi, uno de los amigos de Maldonado, denunció al juez federal por mal desempeño en sus funciones y de haber hecho pública su identidad (reservada) que Patricia Bullrich, la ministra de Seguridad, reveló luego en el Congreso de la Nación.

Garzi también sostuvo que denunció al magistrado por “no darle importancia a la prueba que le presenté, que es la llamada y en la cual el día de hoy es la prueba más fuerte que hay en la desaparición de Santiago. También por haber roto el secreto de sumario al exponerme junto con Patricia Bullrich en el Senado dando la identidad de un testigo con identidad reservada y por haber planteado el hostigamiento que he sufrido por la policía de Río Negro”, indicó.

NUEVAS DENUNCIAS CONTRA OTRANTO

Ayer se vivió una jornada de tensión en el Juzgado Federal de Esquel cuando integrantes de la comunidad mapuche de Vuelta del Río ingresaron al recinto para anunciar que no saldrían del lugar hasta que “renuncie Otranto”. Los miembros de esta comunidad habían denunciado el lunes los malos tratos sufridos durante el allanamiento realizado por orden del juez en esa comunidad y en Cushamen.

"El allanamiento del lunes fue un atropello contra las familias de Vuelta del Río; entraron rompiendo puertas y sacando a la gente afuera a los golpes, tirándola al piso y atándole las manos con precintos", dijo Silvio Huilinao, uno de los referentes de la comunidad.
El dirigente mapuche especificó que los policías ingresaron armados y con escudos a la comunidad ingresaron a las casas "con violencia", preguntando "dónde está Santiago Maldonado" y "revolviendo todo sin encontrar nada".

Los momentos de tensión se extendieron durante cuatros horas hasta que el magistrado los recibió para desactivar la toma.

Posteriormente, en rueda de prensa, el referente de la comunidad, Rogelio Fermín, sostuvo que en la reunión le expresaron su disconformidad y malestar por haber sufrido una persecución producto de la desaparición forzada de una persona.

"Le vinimos a decir que no vamos a permitir que nos vuelvan a atropellar nuevamente”, agregó.
Fermín también sostuvo: “Otranto debería haber renunciado a su cargo por mal desempeño de sus funciones, por investigarnos a nosotros sin ningún tipo de razón, por hostigar todo este tiempo a toda nuestra comunidad".

En este sentido, manifestó que la comunidad de Vuelta del Río está cansada de tanta violencia y “ya pasamos la época militar y la campaña del desierto y seguimos aun hoy siendo perseguidos porque hay una persona desaparecida y siguen sospechando de nosotros", indicó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico