La forense testificó que Brian murió por un golpe en la cabeza

En la continuidad del juicio por el homicidio de Brian Gómez, por el que está imputado un policía, la médica forense a cargo de la autopsia declaró este viernes que la víctima murió como consecuencia de un trauma encéfalo craneal grave. El lunes continuará el debate.

En los tribunales penales de Comodoro Rivadavia se concretó este viernes una nueva audiencia en el juicio por el homicidio de Brian Gómez, que tiene como imputado al empleado policial Ángel Luis Hernández. Entre los testimonios destacados de la fecha estuvo el del entonces responsable de la División de Sustracción de automotores, Sebastián Bevilacua; el de la tía de la víctima y el de la médica forense Magali Fuscagni, quien le practicó la autopsia al cuerpo de la víctima. El lunes, a las 08.30, continúa el debate con los últimos cinco testigos y la incorporación de la prueba documental del caso.

La forense se refirió en su declaración a la autopsia, al análisis de la Historia Clínica y al análisis complementario de la autopsia. Determinó como causa de muerte por hipertensión endocraneana refractaria debido a trauma encéfalo craneal grave, como consecuencia de un traumatismo derivado en un hematoma subdural derecho y hemorragia subaracnoidea, que requirió tratamiento neuroquirúrgico de urgencia durante los días que Gómez estuvo internado en el Hospital Regional.

Esto se puede producir “por un mecanismo traumático, por un golpe o caída que haga que el cerebro tenga un movimiento violento en el cráneo, una aceleración y desaceleración brusca” concluyó Fuscagni.

El tribunal de debate fue conformado por los jueces Mónica García, Jorge Odorisio y Mariel Suárez; el Ministerio Público Fiscal fue representado por Cecilia Codina, fiscal general y Eve Ponce, procuradora de fiscalía; en tanto que la querella fue ejercida por Lucía Pettinari y Luciana Risso, defensora Jefa y adjunta de la Defensa Pública respectivamente. Por su parte la defensa de Hernández fue ejercida por Daniel Fuentes, defensor particular del mismo y la madre de la víctima fue acompañada por profesionales del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito.

EL CASO

El ataque por el que Brian Gómez falleció días después se produjo el 15 de septiembre de 2018, alrededor de las 4:50. Esa madrugada Brian Gómez y M. P., quienes habían protagonizado una discusión dentro del local comercial Draw, en la calle San Martín N° 373, fueron expulsados del mismo.

El local comercial tenía dos personas de seguridad privada en el interior del mismo y en su puerta de ingreso con la presencia de dos efectivos de policía adicional. Estos eran Luis Ángel Hernández y Santiago Casner.

Una vez afuera del local comercial, ya expulsados, M. P. acompañado de su novia, su hermano, y tres personas más, se dirigieron por la calle San Martín hasta el lugar comercial Galatea Modas situado en la altura catastral 321.

Cuando se hallaban frente al local de modas antes mencionado, arribó al lugar Brian Gómez con el fin de continuar la discusión que les había costado la expulsión del local comercial.

Según la reconstrucción de la Fiscalía, Gómez le propinó a uno de ellos un golpe de puño y a continuación se produjo un forcejeo entre Gómez y M. P. en el hall de dicho local de modas. Ambos cayeron sobre la vidriera provocando la activación de la alarma de seguridad del local comercial.

Ante la pelea descripta, llegaron al lugar los dos policías que realizaban tareas de seguridad en el “Draw Pub”, acompañados por las dos personas de seguridad privada de dicho local comercial.

De acuerdo con la acusación de la Fiscalía, el suboficial mayor Ángel Hernández, a través de la utilización de un bastón tipo tonfa, sin mediar voz de alto, le asestó un golpe en la cabeza a Brian Gómez en la zona tempo parietal derecha, ello con un excesivo abuso de sus funciones y con pleno dominio y control de la fuerza, en razón de portar el bastón antes mencionado sin la capacitación y acreditación policial necesaria para ello.

A raíz del golpe que Hernández le asestó, Gómez perdió la conciencia y cayó al suelo sin volver a reaccionar. A continuación de manera inmediata Hernández y Casner se retiraron del lugar, quedando la víctima tendida en el suelo. Al lugar arribó un móvil policial de la Seccional Primera de policía y a continuación una ambulancia del Hospital Regional.

A raíz del golpe asestado por Hernández, Gómez permaneció internado y falleció el 23 de septiembre de 2018.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico