La importancia de la Academia para el crecimiento del rugby

"Ningún jugador mayor o juvenil de nuestro medio, puede prescindir de mejorar sus destrezas individuales", afirmaron los dirigentes de la Unión Austral.

Claudio Legorburu y Walter Castro, director y miembro de la Subcomisión de Selecciones de la Unión de Rugby Austral respectivamente, dialogaron con El Patagónico y contaron los proyectos que están llevando a cabo con los diferentes selectivos. Los dirigentes hicieron hincapié en la importancia de que el jugador cumpla con el circuito Club-Academia-Selección.
El objetivo que se planteó la Subcomisión de Selecciones desde que asumió, fue generar un proyecto que nucleara en un mismo staff de trabajo el Seleccionado Mayor y Juvenil. Una de las decisiones fue la de incorporar un staff rentado en búsqueda de jerarquizarlos y recuperar el sentido de pertenencia de los jugadores. Esto quedó demostrado con el ascenso de ambas categorías en el Super 9 del año pasado y ratificado en el campeonato argentino juvenil en Córdoba esta temporada. La Mayor irá en búsqueda a partir de noviembre de la misma meta.
"Desde la dirigencia de todos los clubes tenemos el apoyo, pero a algunos les resulta complicado tener la decisión final de mandar o no los jugadores a la Academia. Desde nuestra posición tenemos claro que ningún jugador, mayor o juvenil de nuestro medio, puede prescindir de mejorar sus destrezas individuales.", enfatizó Legorburu.
Por su parte, Walter "Curly" Castro, agregó: "estamos convencidos de que los jugadores que se desempeñan en el ámbito local, teniendo la oportunidad de prepararse adecuadamente en lo físico, técnico y táctico, pueden competir con cualquiera. Con esto no cerramos las puertas a los que por razones de estudio o trabajo se desempeñan en otras uniones. Traeremos a los que nos garanticen un plus de calidad para nuestro juego".
"No es un capricho que el jugador del seleccionado pase por la Academia. Tiene que ver con una mejora individual que tiene como objetivo, no solo lograr los resultados deportivos con la Unión, sino también devolvérselos a los clubes mejor de lo que se fueron.
Debemos entender que en su club tienen un plan de juego predeterminado y en la selección seguramente tendrán otro. Si trabajamos en la mejora individual, ese jugador se podrá desempeñar en cualquier plan de juego, porque tendrá las destrezas para poder hacerlo. Por respeto a todos los que cumplen con el proceso, no hay posibilidades de que un jugador integre el seleccionado sin paso previo por la Academia. A los jugadores le decimos que realmente vale la pena vivir la experiencia de estar en el seleccionado Austral.", argumentó el director de Selecciones.
Sobre el reclamo de algunos entrenadores al decir que mezclar chicos con mayores aptitudes que otros puede perjudicarlos, los dirigentes afirmaron: "no es cierto que un jugador baje su rendimiento por juntarse con chicos de un nivel inferior. Eso es por no entender el proceso individual. Es la primera vez que en muchos años la Unión Austral se conforma un grupo de trabajo con entrenadores y preparadores físicos de todos los clubes, que se ponen a disposición para poder brindarles a todos una posibilidad de mejora. El anhelo es lograr que chicos de nuestra Academia puedan participar de concentraciones nacionales y que tengamos desde Comodoro o nuestra zona jugadores participando de los distintos seleccionados de la UAR, lo que consideramos absolutamente posible y lo vivimos con la convocatoria de Ale Scarselli y Ezequiel Uvieda a la Concentración Nacional Juvenil".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico