La mesera de los bitcoin se quedó sin trabajo y acusó al que le dio la propina 

Nazarena Oxance contó que el cliente que le prometió capacitarla en criptofinanzas y darle un empleo en su empresa, una vez que el video se hizo viral, nunca cumplió. "Me quería usar para vender sus cursos de educación financiera", se lamentó. 

La inesperada popularidad que logró Nazarena Oxance (23), la mesera de un bar de Palermo que recibió una propina en bitcoin, marcó un antes y un después en su vida. Entusiasmada con una nueva oportunidad laboral y con la ilusión de capacitarse en el mundo de las criptofinanzas, la joven tomó coraje para dejar atrás su trabajo como moza y forjar un nuevo destino.

Paul C., uno de los jóvenes que participó del video que se hizo viral, la convenció de renunciar al bar para que formara parte de un nuevo emprendimiento que tenía en mente: brindar educación financiera a bajo costo para personas sin conocimientos en criptomonedas.

Le propuso hacer un mes de capacitación en el tema para luego generar videos en Tik Tok y así promocionar los cursos que él vendería. Hasta le prometió convertirla en influencer.

La idea era ofrecer cada curso a USD 5 (en lugar de los USD 130 que cuestan actualmente) para llegar a un perfil de gente similar al que tiene Naza en toda Latinoamérica. Pero no todo resultó como ambas partes esperaban: ella lo acusa de haber utilizado su imagen para potenciar su negocio y él la tilda de desagradecida porque aniquiló su reputación en las redes.

“NO APRENDI NADA”

“Me comentó que tenía grandes ideas, prometiéndome éxito, y que me quería en su equipo”, tuiteó Naza en un extenso descargo contra Paul, que desató una catarata de comentarios instalando una nueva grieta.

“Al día de hoy no aprendí nada porque nunca fue ese su interés. Me dijo: ‘La idea es hacer videos, contar que ya no trabajás (de mesera) y que vean que estás operando. Eso lo voy a poner en una página de cursos así la gente como vos verá que si vos podés, ellos también y les vendo el curso’. No hacía falta que aprendiera nada, lo de capacitarme era lo de menos”, se lamentó la joven.

“Jugó con mis ilusiones, me hizo perder tiempo y plata. Me prometió cosas que no iba a cumplir y ahora la más perjudicada soy yo porque estoy desocupada”, contó la ex mesera a Infobae. Y agregó: “En la vida real tengo que pagar cuentas y deudas y ahora no tengo un mango”.

Consultado al respecto, Paul negó que los $40 mil que le ofreció hayan sido para que renunciara al bar y aclaró que los $20 mil que le otorgó fueron a modo de anticipo del trabajo que habían pactado.

“Le expliqué que estábamos frente a una oportunidad buenísima y que teníamos que aprovechar todo el revuelo que generó el video. A mí me llegaron más de 2.000 mensajes de gente dispuesta a aprender”, reconoció el joven.

Más allá de sus ganas y empuje para concretar el negocio, no sentía lo mismo por parte de Naza. “Me dijo que la beca que le había conseguido para aprender a operar con criptomonedas le resultaba aburrida y me pidió que fuera yo quien la capacitara. Por eso la hice ir a mi departamento”, se defendió.

“Le propuse que miráramos juntos los videos y después que debatiéramos al respecto para hacer el aprendizaje más enriquecedor, pero ella estaba en otra, la notaba desganada”, agregó.

Fuente: Infobae

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico