La querella coincidió en el pedido de absolución para Domingo Correa

Eduardo Hualpa y Sergio Miranda, el último en representación de los diputados provinciales del Frente Para la Victoria, pusieron en valor el trabajo de fiscales y el perito contable que tuvo los primeros indicios de una maniobra fraudulenta.

En la etapa de los alegatos en el juicio oral por la causa “Embrujo”, uno de los querellantes destacó el trabajo del contador José Velázquez del Equipo Técnico Multidisciplinario de la Procuración General, destacando que “ese fue el verdadero inicio de esta investigación” contradiciendo al querellante que lo antecedió que había manifestado cierta motivación política al momento de comenzar las pesquisas.

Se trata de Sergio Miranda, querellante en representación de los diputados provinciales del Frente para la Victoria que realizaron la denuncia ante la Fiscalía de Rawson que luego derivó en varias causas judiciales en marcha y que varias de ellos podrían ser ventiladas en juicios orales en los próximos meses.

Antes, el abogado Eduardo Hualpa de la agrupación política Iniciativa Ciudadana había calificado como “impecable” el trabajo de investigación realizado por los fiscales generales Omar Rodriguez y Alex Williams.

Hualpa fue el primero en alegar en la audiencia de este jueves en el marco del juicio oral y público por la causa judicial “Embrujo que tiene a 12 personas entre los imputados. Se trata de Federico Gatica, Diego y su hermano Domingo Correa, Natalia y Giuliana Mc Leod, Rubén Reinoso, Cristian Gisande, Jorge Godoy, Juan Ramón, Daniela Souza, Sandro Figueroa y Diego Luters.

Hualpa destacó el trabajo de la Oficina Judicial de Rawson a lo largo del debate. Pidió cambiar estructuras y modalidades arcaicas en el funcionamiento de la Justicia además de la necesidad de transmitir en directo las audiencias por las redes sociales para un mejor acceso de la sociedad al funcionamiento de la Justicia.

Dijo que las causas de delitos contra la corrupción “aún tienen muchas dificultades al momento de ser investigados. Existen dificultades para conseguir pruebas y los fiscales no cuentan con medios y recursos para trabajar”.

Agregó que la muerte de Das Neves dejó a los imputados “sin el amparo del poder” y, las pruebas recogidas por los fiscales, además de servir para otras causas que también se abrieron, fueron contundentes para comprobar los hechos, a excepción de Domingo Correa. Tras calificar como “impecable” el trabajo de los fiscales, amplió su exposición para dar cuenta de las pruebas exhibidas para probar el delito de “asociación ilícita”. En este sentido aludió a los roles claros de los imputados, coordinación entre ellos e intensa comunicación, además de una “intención clara de participar en los delitos”.

También se refirió al delito de corrupción y la jurisprudencia internacional relacionada con sus implicancias en las crisis sociales. En esta línea aludió a la actual situación económica que atraviesa la provincia del Chubut.

Expresó además que la “administración fraudulenta” también quedó probada sobre la base de la influencia política de Diego Correa en las tres gobernaciones de Mario Das Neves al frente del Chubut. Hualpa también cuestionó a los organismos de control del Estado que no previnieron estos hechos, a excepción del trabajo de los fiscales que posibilitaron este juicio oral y público.

EL INICIO DE LA INVESTIGACION

Sergio Miranda es el abogado que representa a los diputados provinciales del Frente de la Victoria que denunciaron el ilícito. Dijo que el inicio de la investigación “no fue fortuito ni mucho menos tuvo un origen político. Se inicia con lo que descubrió el contador José Velázquez” del equipo Técnico Multidisciplinario de la Procuración General, “y el posterior trabajo de los fiscales”, destacó en el inicio de su alegato.

Miranda coincidió con la investigación de los fiscales Williams y Rodriguez y el poder político que tenían los imputados durante las gestiones de Das Neves y durante las campañas políticas que lo llevaron tres veces a la gobernación. “El dinero lo ponía Correa y no Gatica. Correa lo hacía a través de Luters con dinero en efectivo que llevaba en mochilas o bolsas. La plata para el emprendimiento de Mezeta Consulting la puso Correa”, destacó. Agregó que los ilícitos debieron haberse denunciado por los mismos integrantes de la banda que ocupaban cargos públicos, tales los casos de Rubén Reinoso y Cristian Gisande.

Finalmente pidió la absolución de Domingo Correa, Giuliana Mc Leod y Jorge Godoy, y que se declare culpable al resto de los integrantes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico