Las escuelas deberán empezar a separar los residuos

El Ministerio de Ambiente de Chubut entregó 2.000 ejemplares de un cuadernillo explicativo para los docentes, que va en línea con la pronta aplicación de la GIRSU en la comarca Virch-Valdés, para erradicar los basurales a cielo abierto.

Para educar sobre la importancia de hacer una separación responsable de residuos, el Ministerio de Educación, a través de las direcciones generales de los niveles Inicial, Primario y Secundario, dispondrá que se comience a trabajar en las escuelas sobre el manejo adecuado y la gestión eficiente de los residuos sólidos urbanos.
Esta decisión va de la mano con el intenso trabajo que desarrolla el Ministerio de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable que, a través de la Dirección de Educación y Comunicación Ambiental, diseñó diversas políticas de educación y concientización.
Una de las iniciativas desarrolladas es la elaboración de un cuadernillo denominado “Aprendiendo sobre la gestión de residuos sólidos urbanos en la escuela”, que ofrece una base teórica-práctica para que los profesionales de la educación puedan abordar con sus alumnos la temática de los residuos sólidos urbanos y sus implicancias.
“Con este cuadernillo que hemos elaborado para los docentes, buscamos no sólo avanzar en los contenidos conceptuales sino también que en las escuelas, con los alumnos, se planteen objetivos actitudinales y procedimentales que promuevan en los chicos un cambio de hábitos a favor de la preservación del ambiente”, dijo el subsecretario de Gestión Ambiental, Ariel Gamboa, quien se encontraba acompañado por la directora general de Gestión, Irma Lacalle.
Gamboa destacó que “este es un compromiso que habíamos asumido cuando iniciamos la campaña de concientización en noviembre y demuestra el acompañamiento del Gobierno provincial al proyecto GIRSU Virch-Valdés, apoyando el proceso que comienza a darse y en el cual los municipios y el consorcio tienen el papel protagónico”.
El funcionario entregó 2.000 ejemplares a los subsecretarios de Educación, Saida Paredes y Alejandro Hiayes, para que sean distribuidos en todas las escuelas. El mismo material estará disponible en los próximos días en la página de la cartera educativa www.chubut.edu.ar para ser descargado por todos los interesados.
“Los chicos van a lograr sin duda un efecto multiplicador muy importante. Serán ellos los que nos marcarán el camino a los adultos, diciéndonos cuando no estamos haciendo las cosas bien. Para ellos es central ver que sus padres, su familia, también muestran compromiso con el cuidado del medio ambiente”, dijo Hiayes.

“PARA, PENSA, SEPARA”
La campaña de concientización, denominada “Pará, pensá, separá”, se apoya en el  Plan Provincial para la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu), cuyas plantas de procesamiento se pondrán en marcha en breve en la comarca Virch-Valdés.
Lo que se procura es reducir al máximo la cantidad de residuos enviados a disposición final y erradicar los basurales a cielo abierto. Para esto, desde ahora los residuos deberán separarse en dos cestos: uno negro y otro blanco.
En el negro deberán depositarse los residuos húmedos, como por ejemplo: restos de comida elaborada, elementos de higiene personal, pañales, algodón, envoltorios sucios de alimentos, té, café, yerba, restos de frutas y verduras crudas, etcétera.
En el cesto blanco irán los residuos secos: envases en general (limpios y secos), papel, cartón, plástico, polietileno, vidrio, envases tetra brick, latas, madera, caucho, textiles, cuero, pilas, lámparas, CDs y DVDs, electrodomésticos rotos, entre otros.
Por tal motivo, el Ministerio de Educación comunicará a los establecimientos educativos de la provincia, en una primera etapa en la región Virch-Valdés, que en todas las aulas y en los espacios comunes deberán colocarse estos dos cestos para iniciar el proceso de concientización sobre el manejo responsable de los residuos.
La Gestión Integral de Residuos Urbanos tiene un objetivo central: mejorar la salud de la población y preservar el ambiente. Para lograrlo, es inexorable que los ciudadanos reduzcan la generación de residuos domiciliarios y tomen el hábito de separarlo en húmedos y secos. Más del 70% de los residuos podrían ser reciclados. Por eso tiene especial importancia la clasificación domiciliaria.
Con la recuperación y reciclado de los residuos clasificados, que luego son procesados para ser usados como materia prima en nuevos procesos productivos, se logra reducir fuertemente la cantidad de residuos enviados a disposición final en relleno sanitario.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico