Las múltiples caras de la política chubutense

Aprobados por unos y reprobados por otros. Las diferencias se empiezan a volver notables en tiempos en que la crisis deja de ser sustantivo para convertirse en la realidad de los que ni siquiera tuvieron la opción de elegir la pastilla azul

Contrastes

En estos tiempos nuevos las diferencias se agudizan, la brecha ni siquiera se acorta y los unos contra los otros aparecen por todos lados. Los contrastes son una postal familiar y prueba de ello es lo que ocurre con la economía doméstica. Mientras hoy se inaugura una reclamada obra de ampliación en el aeropuerto Mosconi, la semana cerró en Comodoro con el reclamo de los más castigados por el tarifazo que se viene en los servicios y por el pago escalonado de haberes en el caso de los estatales. En este sentido, se producen señales para nada positivas mientras los ganadores del sistema son cada vez menos y los que pierden, muchos más. Estos últimos son los que perciben cómo deben destinar cada vez mayor presupuesto a la luz, al gas, al transporte. Y es solo el principio. Desde arriba ya avisaron que habrá cuatro años más de ajustes. Dice Rogelio Frigerio (n) que es la única forma posible de convertirnos en Australia o en Canadá. Mientras tanto, los ciudadanos empiezan a cobrar conciencia de que esto es “tercer mundo”. Lo otro ya es conocido. Era el slogan de un tal Carlos Menem hace casi 30 años. Y lo peor es que ni siquiera se les dio la opción de elegir –como en la película Matrix- si querían la pastilla azul que al menos les permitiera la opción de creerse el cuento.

A la baja

Hasta hace un par de años era familiar el reclamo de los petroleros en diferentes instancias, sea para pedir aumentos o bien para no pagar el Impuesto a las Ganancias. Hoy ello es parte del pasado. Y no precisamente porque los representados por Jorge Avila vivan en un paraíso de rosas; o tal vez sí al compararse con otros trabajadores. Un reciente informe de Economía Política para la Argentina (EPPA) detalla la evolución del salario real sectorial en los dos primeros años del gobierno de Macri. En base a datos del Ministerio de Trabajo, destaca la caída del poder adquisitivo en los empleados del Transporte, con una merma de 8,5 por ciento. Los docentes también sufrieron una pérdida de 8,2 por ciento del salario real, seguido por petroleros, con 7,8 por ciento; estatales, 7,1 por ciento, y trabajadores de comercio, con 4,9 por ciento.

Renacimiento

Es lo que busca el partido que ganó las últimas elecciones al Poder Ejecutivo de la Provincia. Chubut Somos Todos tuvo un congreso en Trelew donde la mayoría hizo catarsis. “Nos ensucian a todos”, fue de lo más escuchado al referirse a las pequeñas y grandes fechorías de Diego Correa, exsecretario privado de Mario Das Neves. De todos modos, hay esperanza con cara de mujer. “Hoy es aquella persona que reúne las cualidades para aglutinar a todos y para que haya una identificación de los que nos siguen”, dijo en la ocasión Jerónimo García sobre Raquel Di Perna, la fiel compañera de quien gobernara Chubut durante casi 10 años.

Que venga Arcioni

Tras ese encuentro, los dasnevistas recuperaron algo de entusiasmo y decidieron ir por más. De allí que acordaron que para su próximo congreso invitarán especialmente al gobernador Mariano Arcioni, quien después de todo es el vicepresidente de Chubut Somos Todos. Mientras tanto, le muestran los dientes porque sienten que se les escurre como agua entre los dedos. Será por eso que tres de los diputados que en teoría defienden al Gobierno terminaron votando en la sesión del viernes junto al resto del arco opositor. Jerónimo García, Mario Mansilla y Alejandro Albaini fueron parte de los 22 diputados que decidieron derogar el veto del gobernador sobre las horas guardia y cátedra para que éstas no integren el recorte ese que –dicen- es lo único que nos salvará del caos.

Otros caminos

En este espacio dijimos la semana pasada que la ruptura del diputado nacional Jorge Taboada con Mariano Arcioni implicaba el alejamiento de referentes camioneros de diversos espacios de poder que ocupaban, uno de ellos en Petrominera. El tesorero del gremio, Pablo Mansilla, finalmente terminó juntando sus cosas y presentó su renuncia. Resaltó que “Petrominera hace dos años que se maneja con un gerente que toma determinaciones en las que no estamos de acuerdo. El presidente, Jorge Avila, hace más de un año que no participa en las reuniones y esto no puede seguir así; por eso nos vamos”.

Menos tres

En la semana que concluye se alejaron del gobierno provincial tres funcionarios. La ida del titular de Salud, Ignacio Hernández, estaba cantada luego de que explicitara cierto malestar por la situación general en su área. Lo reemplazará Adrián Pizzi, según anticipó Arcioni en Comodoro el viernes. Otro que era cuestión de tiempo para que partiera fue Mario Glades, Contador General de la Provincia al que le habían allanado el estudio que compartía con el más que sospechado de graves hechos de corrupción, Federico Gatica, hoy preso junto a Diego Correa y otras cinco personas. Como funcionario público, Glades era el encargado de pagar parte de lo que los otros fueron acusados de robar. Según una calificada fuente de Rawson, “para Arcioni era demasiado complicado ir a buscar plata a Buenos Aires si a la par el administrador de lo que le prestaban es socio directo de uno de los principales detenidos” por defraudación al Estado.

El hombre que nunca estuvo

El tercer alejamiento del gabinete prácticamente pasó desapercibido. Como su gestión. Otra vez quedó vacante la titularidad de la Subsecretaría de Derechos Humanos. Luego del escandaloso alejamiento de Fernando Peralta, Das Neves lo reemplazó con Oscar Petersen, de quien fuera testigo de su boda durante su primer mandato y que luego probara suerte política en diversos partidos, levantando banderas verdes y ecológicas. Petersen se presentó como candidato a diputado y a gobernador en varias oportunidades y finalmente terminó como funcionario dasnevista que hizo nada y se expresó muy poco. ¿Alguien recuerda que haya dicho algo del caso Maldonado, por ejemplo? Lo suyo fue el bajo perfil, tal vez para contrarrestar a su antecesor. Pero pecó en exceso.

La convocatoria

En el carrousel político de la semana, Mariano Arcioni tuvo la iniciativa de convocar a responsables de partidos políticos y bloques legislativos para analizar la delicada coyuntura. Solo faltó el PJ, pero estuvieron los radicales; los referentes del PRO; Anselmo Montes por el PSA; el PACh y otras fuerzas que sobreviven en la provincia. Como era de esperarse, tras ese encuentro del miércoles las versiones fueron disímiles. Mientras el gobernador lo consideró un paso adelante, la diputada Florencia Papaiani dijo que “solo fue una foto” y la UCR aprovechó para despacharse con el hecho innegable de que desde 2003 gobierna Chubut el peronismo, aunque haya utilizado nombres diferentes en más de una elección. Solo el PRO explicitó su apoyo al Gobierno, comprometiéndose a respaldar aquellas medidas que considere “positivas”. Lástima para Arcioni que los macristas carezcan en estos momentos de cualquier tipo de representación parlamentaria.

En brazos de Peña Braun

La interna nacional de Cambiemos tiene apéndice en Chubut y prueba de ello es el apoyo que le dio el PRO a Arcioni luego de la reunión del miércoles. Lo concreto es que temiendo estallidos a partir de los “tarifazos”, un sector del gobierno de Macri impulsa aunar fuerzas con los gobernadores peronistas, sin retacearles apoyo ya que su prioridad es la gobernabilidad que ayude a la reelección del actual Presidente. En cambio hay otro sector, más claramente antiperonista, que prefiere avalar candidaturas propias en 2019. Aquí están Marcos Peña Braun y Jaime Durán Barba, quienes ven con buenos ojos al diputado nacional Gustavo Menna, quien por ahora es el que se lleva todos los palos en la provincia a partir de las antipáticas medidas que adopta el Gobierno nacional y que se traducen casi a diario en despidos; crisis en actividades productivas como la textil de Trelew; cierre de establecimientos educativos como la Escuela Vial de la misma ciudad o negarse a dar quórum cuando se trata de rechazar medidas de ajuste que golpean –principalmente- a quienes dependen pura y exclusivamente de un salario o un subsidio.

Inventario

Las autoridades de la UCR concurrieron al llamado de Arcioni 48 horas después de haber hecho público un duro documento acerca de la realidad chubutense. Allí no solo recordaron que los últimos 15 años gobierna el justicialismo, sino que también cuestionaron el abismal crecimiento del empleo público y la falta de previsibilidad económica para reemplazar al petróleo como única fuente de ingresos. También resaltaron resonantes hechos sospechados de corrupción, como Ingentis I y II; el denominado “curro verde” en la cordillera y hasta la venta de los durmientes de La Trochita en la cordillera.

Más allá de que la presidencia del partido la ejerza el comodorense César Herrera, quien más activo se muestra a la hora de intentar darle autonomía al partido que se rompía pero no se doblaba es el vice, Orlando Vera, quien hasta se hizo tiempo para redactar otro documento recordando que la circunstancial existencia de Cambiemos en Chubut no implica que la UCR vaya junto con el macrismo en el próximo turno electoral.

Que no se olvide

Pasaron ocho días y nada se sabe sobre los delincuentes que ingresaron al domicilio particular del exsenador Mario Cimadevilla en Trelew, a quien le llevaron objetos vinculados con información. “Acá hay algo más”, dijo quien puso su granito de arena en 2015 para que Macri fuera Presidente y luego se lo recompensaran con la titularidad de la Unidad Fiscal AMIA, la misma que ocupara el fiscal de rumbosa vida, Natalio Alberto Nisman. Justamente la renuncia de Cimadevilla a este último cargo fue tan ruidosa que a la hora de pensar en sospechosos, no descartó al mismísimo ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano.

En realidad, si no fue un intento de amedrentamiento se le pareció bastante e hizo acordar un caso ocurrido el año pasado en Comodoro, cuando de madrugada ingresaron sujetos encapuchados a la vivienda del exministro de Hidrocarburos, Ezequiel Cufré, quien al otro día desistió de postularse para diputado nacional.

Cal y arena

Luego del robo, Cimadevilla también le apuntó al dasnevismo, pero no todo fue acusación. También se hizo tiempo para agradecer el acompañamiento que sintió del jefe de Policía, Miguel Gómez, y del subsecretario de Seguridad, Federico Massoni, a quien conoce de cuando ambos militaban en la UCR, ya que de allí proviene el actual funcionario que es hijo de Norberto Massoni, quien fuera senador nacional por la minoría entre 2003 y 2009, siendo sucedido justamente por Cimadevilla.

Pero a las mieles de Trelew que los envolvió, Massoni y Gómez debieron sumar en la semana los gruesos epítetos que recibieron de los estatales de Comodoro, cuando el jueves a la mañana frustraron el corte en el cruce de las rutas 3 y 26. En tal sentido, es sorprendente el aplomo mostrado por el comisario cuando en la cara lo llamaron “delincuente” y le recordaron casi todo su “rico” pasado, desde que como responsable del GEOP fue llevado a juicio por denuncias de torturas en Corcovado, hasta que el propio Das Neves ordenara su expulsión como titular de la Unidad Regional de Trelew.

Oficina postal

Otro político local que alguna vez sufrió un robo fue José Manuel Corchuelo Blasco, quien estaba en el Congreso el 11 de febrero de 2000 cuando tres delincuentes robaron más de un millón de pesos-dólares de la tesorería. Tramitaba subsidios para Chubut cuando lo arrojaron al suelo y le ataron las manos, junto con su entonces secretaria (desde hace una década la mejor periodista de Comodoro a juicio de este humilde cronista). Pero fiel a su costumbre, de aquel infortunio el entonces diputado nacional sacó provecho y no se cansó de repetir una y otra vez cómo se sucedieron los hechos ante cuanta cámara o micrófono tuviera cerca.

En la actualidad, Corchuelo Blasco continúa dando la nota, pero de otra clase. Hace pocos días se lo vio descender de su vehículo, estetoscopio en mano, para atender a un herido por accidente de tránsito en Km 4, mientras el último martes armó un escándalo en la oficina postal de Oca argumentando que le habían abierto la encomienda proveniente del extranjero. Había comprado un celular y estuvo largo rato discutiendo con los empleados.

Maxi en la mira

Se hizo conocido como secretario municipal de Obras Públicas y trascendió los límites provinciales ocupando idéntico cargo, siempre con Martín Buzzi como superior principal. El exfuncionario Maximiliano López aparece en la lista de denunciados que tuvieron influencia en el pasado reciente de Chubut, sea por obras que no se hicieron; o bien porque su costo fue mayor al que correspondía. Ello deberá aclararlo la Justicia. En su caso son dos fiscales de Puerto Madryn, Daniel Báez y Jorge Bugueño, quienes en principio intentarán esclarecer la suerte que corrieron cuatro obras por más de 200 millones de pesos, dos de ellas en Comodoro y las restantes en Rada Tilly y en Trelew.

Apurado

Parece que al invitarlo al acto por el aniversario de la escuela 126 de Km 8, al viceintendente Juan Pablo Luque no le anticiparon que luego vendría un abrazo simbólico al cine teatro de Don Bosco para pedir que se cumpla con la ordenanza que lo declaró “patrimonio cultural”, y de ese modo se impida su venta para convertirlo en un supermercado chino. Por eso cuando empezaron los escarceos y se desplegaron pancartas, el funcionario optó por irse argumentando otros compromisos. Eso sí, le pidió a la directora de la escuela que le presentara una nota con el pedido de convertir ese sitio en espacio cultural para beneficio de todos los habitantes del barrio. Es curioso que haya que insistir por algo que ya es ordenanza. En fin. Es posible que se haya perdido en alguna de las insondables marañas de la burocracia.

Los vecinos igual están atentos porque no quieren que con ellos pase lo que casi ocurre con el edificio de SUPEh en Mosconi en 2013 y que le costó su puesto como funcionario municipal al sindicalista Mario Lastra, quien desde entonces también perdió credibilidad entre los ypefianos.

Esos presos no

En Esquel están movilizados por la información de que trasladarán a la Unidad 14 de esa ciudad a un centenar de presos con condenas por abuso sexual, hoy detenidos en distintas cárceles de la Argentina. Tanto el intendente Sergio Ongarato, como el diputado provincial Gustavo Fita, ya manifestaron su oposición. Lo mismo hizo la Cámara de Comercio de esa ciudad y hasta el cuasi extraditado Facundo Jones Huala se pronunció en forma negativa. Parece que les habían dicho a los internos que la construcción que se levantaba tenía como destino un colegio para ellos y en realidad se trata de nuevos pabellones. La síntesis es que en Esquel les tienen poca fe a los miembros del Servicio Penitenciario Federal, que son quienes se ocupan de la seguridad del establecimiento.

ET

“Cuando uno pedía información, se encontraba con actitudes de soberbia de algunos integrantes de la SCPL. ¿Se creen que somos tontos? Particularmente me refiero a Fernando Lebrún, a quien le exigimos permanentemente información y siempre queda algo escondido. ¿Por qué esconden? Si es una cooperativa de todos los habitantes de esta ciudad”.

Uno de los concejales más enérgicos a la hora de exigir una auditoría en la cooperativa fue Ricardo Gaitán, quien sumó su voz a los que buscan que se conozcan los números de la SCPL entre el 1 de enero de 2012 y el 30 de abril de 2018. Lo curioso es que en la primera parte de ese periodo, Gaitán fue representante del Ejecutivo municipal en el directorio de la cooperativa y parece que por entonces no le interesaban tanto los detalles como ahora. Sería por eso que iba poco y nada a las reuniones de Consejo Directivo.

Lengua veloz

Entre la mayoría de los habitantes de Santa Cruz no cayeron nada bien las afirmaciones de la diputada del Parlasur, Mariana Zuvic, quien acaba de publicar un libro llamado “El Origen” (nada que ver con la película de Leonardo Di Caprio), donde afirma que la exsenadora Judith Forstmann murió ahogada por querer rescatar bolsos con dinero de dudosa procedencia, lo cual de haber sido cierto ya hubiera sido más que explotado mediáticamente por los profetas del odio que imponen la agenda mediática en este país. Cuando en el Concejo Deliberante de Río Gallegos repudiaron en forma unánime a la amiga de María Avelina Carrió, no la defendieron ni los integrantes del partido radical de su marido, el senador Eduardo Costa, quien por su parte hizo su contribución al desgaste macrista en la última semana al manifestarse partidario de los sobreprecios como estímulo para que haya oferentes en obras públicas que son declaradas “desiertas”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico