Las ráfagas alcanzaron 120 kilómetros por hora

Voladura de chapas, postes y árboles caídos, así como techos desprendidos obligaron al personal municipal de Defensa Civil a realizar una treintena de intervenciones. El incidente más grave lo representó la muerte de un trabajador al quedar aprisionado por un trailer en la obra del cerro Chenque.

Comodoro vivió un día de temporal. Es que el viento se hizo sentir alcanzando a las 12:44 una máxima de 120 KM/h y generando una serie de problemas. Lo más lamentable fue la muerte de Horacio Gallo en la obra del aterrazamiento del cerro Chenque. El empleado de seguridad fue aplastado por un tráiler que funcionaba como obrador.

Las intervenciones de Defensa Civil no se detuvieron ahí porque durante toda la jornada tuvieron que asistir a 29 situaciones que requerían sus intervenciones en Comodoro Rivadavia.

Laprida fue uno de los barrios más afectados con tres voladuras de techo y dos caídas de postes: tres de luz y otro de servicio de telefonía.

La zona norte continuó con intervenciones de Defensa Civil con la caída de un poste de telefonía en Próspero Palazzo, en Kilómetro 17 se volaron los paneles del galpón de una vivienda y en el barrio Comipa en Km 8 se incendió una vivienda.

TECHOS, CHAPAS Y CARTELES

La zona sur no quedó exenta de los inconvenientes generados por las ráfagas. El personal de Defensa Civil asistió a un pedido de vecinos porque se estaban por volar chapas de una estructura en Callao y Constituyentes. El mismo problema se registró en Kennedy y San Francisco de Asís. Mientras que en el barrio Roca, los trabajadores evitaron que se desprendiera un panel de construcción en el primer piso de una vivienda ubicada en Jornada al 2400.

Otra de las emergencias se detectó en Mariano Rodríguez y Lisandro de la Torre cuando un semáforo se estaba por caer. Una vez solucionado el problema se requirió la presencia de Defensa Civil en San Martín y Alsina por voladura de chapas y en la zona de Quintas porque se estaba por caer un árbol sobre una vivienda.

Además, en el Abel Amaya casi se desprende un techo. Lo mismo ocurrió con las chapas de una casa deshabilitada en barrio Roca. Y en Misiones y Formosa casi se cae un poste de luz.

El San Cayetano sufrió dos problemas por el viento. Uno fue la caída de un poste de madera y la voladura de restos de una vivienda que se había incendiado días atrás.

Asimismo, los trabajadores municipales tuvieron que ayudar a que el portón del lavadero American Garage no se desprendiera.

En Alsina y Sarmiento se registró la voladura de chapas proveniente de una construcción abandonada.

También en Rivadavia y Urquiza se registró una voladura de chapas en una construcción. Lo mismo ocurrió en Rivadavia y Soldado Almonacid.

Sobre Alsina también cayó un poste de madera; y en el barrio Las Flores casi se vuelan partes de un vehículo abandonado.

Todas estas intervenciones se dieron con ráfagas que alcanzaron los 120 KM/H a las 12:44 y que siguieron a las 13:20 cuando la máxima tocó los 117 KM/H.

Esa misma máxima se reportó a las 14:35 y durante toda la jornada el viento se mantuvo con ráfagas de entre 100 KM/H y 105 KM/H.

TEMPORAL CRD 207.jpeg

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico