Le dictaron seis meses de prisión preventiva al contador Gatica

El juez de garantías de Trelew, Sergio Piñeda, resolvió la prisión preventiva por el término de seis meses para el contador Federico Gatica, al que se le imputó el presunto delito de "lavado de activo en concurso real", en la causa que investiga el Ministerio Público Fiscal del Chubut que se denomina "Embrujo". Es por su posible participación en distintas operaciones para hacer ingresar en el circuito económico de la zona dinero que se cree que fue mal habido, proveniente de las arcas públicas, hecho por el cual existen otras seis personas detenidas.

La decisión se conoció pasadas las 13.15 de ayer como parte resolutoria de la audiencia de control de detenidos y apertura de investigación que se realizó en la Oficina Judicial de Rawson.

Gatica fue defendido por el abogado particular Jorge Chialva, a la vez que la acusación y la descripción de los hechos y de las pruebas en su contra fue realizada por los fiscales generales Omar Rodríguez y Alex Williams, quienes llevan la causa que estalló el 7 de marzo con la detención de Diego Correa, otrora poderoso secretario del gobernador Mario Das Neves, y de su segundo, Diego Lüther. Ese día también fueron presos la pareja de Correa, Natalia Mc Leod; y los empresarios Juan Carlos Ramón y Sandro Figueroa. Unos días más tarde fue detenida Daniela Souza, por lo que ahora con Gatica ya suman siete los presos por supuestos negociados que se promovían desde la Unidad Gobernador en perjuicio del Estado.

En su resolución de ayer, el juez Piñeda centró la atención en la gravedad del hecho que se investiga y en la posibilidad de riesgo de fuga de Gatica que además –según lo entendió- cuenta con los medios para entorpecer la investigación.

Durante la audiencia, la fiscalía informó que “Correa se llevaba por mes un millón de pesos y está documentado con fecha, modalidad y cuál era el espacio que tenía como soporte esa plata”. Y remarcó que “es plata de los retornos de obra pública que repartían entre varios”, por lo que “la prueba y sustento alcanza el grado de probabilidad en cabeza de Federico Gatica para sostener que es autor en principio y como figura provisoria, de lavado de activos”.

El fiscal Rodríguez informó que “Federico Gatica era un resorte fundamental para que Diego Correa pueda de alguna manera utilizar esa plata sucia que venía del Estado a través de estas formas aparentemente lícitas como era la constitución de una sociedad para incorporarlo de manera legal al circuito y blanquear esos montos”.

“Cuando arranca esto, habíamos dicho que de todos los delitos que se venían imputando, lo que aparecía como fraude o perjuicio concreto era de 500 mil pesos. Con la información del día de ayer (por el jueves) y con esta contabilidad que empezamos a ver en la casa de Correa -donde él no figuraba-, surge que se llevaba por mes un millón de pesos entre otros funcionarios que no vienen al caso nombrarlos en esta audiencia”, indicó.

Y agregó que “el millón de pesos empieza a explicar la casa en la playa, los viajes, vida suntuosa y la cantidad de propiedades como vehículos de alta gama. Esto era la matriz de la corrupción, quizás de la obra pública o de alguna otra modalidad. Surge que Correa se llevaba por mes un millón de pesos y está documentado con fecha, modalidad y cuál era el espacio que tenía como soporte esa plata. Hablan hasta de mochilas llenas de dinero y esto empieza a explicar este enriquecimiento ilícito de Correa”.

Finalmente, resaltó que “es plata de los retornos de obra pública que repartían entre varios. En función a lo dicho y con todos estos elementos, entiendo que la prueba y sustento alcanza el grado de probabilidad en cabeza de Federico Gatica para sostener que es autor en principio y como figura provisoria, de lavado de activos en función del artículo 304 del Código Penal”.

Gatica fue detenido en la tarde del jueves en la esquina de su estudio contable ubicado en España y Urquiza, en la ciudad de Trelew. Había regresado recientemente de unas vacaciones en el balneario mexicano de la playa El Carmen y en su ausencia la Justicia le había allanado no solo su ámbito laboral, sino también su domicilio.

Cuando se produjo la detención del contador en la vía pública hubo vecinos que manifestaron su beneplácito con aplausos y gritos de “corrupto” a quien hasta este año presidía el club Patoruzú de Trelew, uno de los más selectos del valle.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico