Le negaron la visa a un acusado por la violación en manada de Chubut

El quinto imputado por la violación "en manada" ocurrida en Playa Unión en 2012 no podrá regresar a Miami, donde reside y tiene una empresa porque la Embajada de Estados Unidos le negó la renovación de la visa debido a este caso. Fue tras la audiencia de apertura de investigación realizada en Rawson.

“Entrá tranquilo que nosotros te cuidamos la puerta”, le gritaron a T.S. cuando ingresó a la oficina judicial un grupo de medio centenar de mujeres que lo esperaron en la entrada. Según publica Clarín, la mención tiene que ver con que al joven se le imputa haber sido quien cuidaba la puerta de ingreso al quincho mientras sus amigos consumaban el abuso. Cuando terminó la audiencia salió lo hizo fuertemente custodiado por la policía que lo condujo hasta un móvil policial para sacarlo del lugar.

El juez se comprometió a resguardar la integridad física del imputado y además dijo que las próximas audiencias “podrían realizarse en otro lugar y con mayor resguardo en cuanto a la información del día y la hora".

El imputado aceptó la apertura de la investigación y se negó a declarar. Como en los otros casos, el fiscal Fernando Rivarola tendrá seis meses para investigar y después presentar las pruebas camino al juicio oral. T.S. abandonó el edificio judicial custodiado y encapuchado pese a lo cual volvió a ser insultado largamente por las mujeres presentes que además portaban carteles con el resto de los integrantes de “la manada”.

T:S, cuyo grupo familiar es dueño de una empresa de Gaiman (hoy en quiebra), residía en Estados Unidos, más precisamente en Miami donde es propietario de una empresa dedicada a la importación y distribución de frutos de mar. Tiene como clientes a exclusivos lugares de comida de Miami y otras ciudades del país del norte.

El caso que tomó trascendencia como “La Manada de Chubut” tiene que ver con el abuso sexual a una menor en una casa del balneario de Playa Unión. El hecho ocurrió en 2012, pero se conoció a principios de este año cuando la víctima se decidió a relatar lo sucedido en una red social perteneciente. T.S. era menor en el momento de los hechos. Hasta hace unos días residía en Miami y por eso no estuvo presente el pasado 2 de agosto cuando le leyeron los cargos a los otros cuatro, todos perteneciente a familias muy conocidas e influyentes del mundo empresarial, político y deportivo de Trelew y Puerto Madryn. Están imputados del delito de abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal.

En la investigación realizada tras la denuncia, al joven (que hoy tiene 24 años) se le imputa haber sido quien “cuidaba” la puerta de ingreso al quincho mientras se desarrollaba el abuso impidiendo que otras personas ingresaran al lugar sobre todo, amigas de la víctima.

Las audiencias son privadas debido a que en el momento de cometerse el supuesto delito tanto víctima como victimarios eran menores de edad en su mayoría. Por eso y respetando incluso tratados internacionales, la Justicia preserva su identidad y ninguna de las audiencias (aún si el caso llega a juicio oral) serán públicas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico