Lo condenaron a dos años y medio de cárcel por un intento de robo y agresión

Se trata de Joel Narváez, quien fue hallado penalmente responsable por un intento de robo que perpetró el 30 de agosto de 2013 en Kilómetro 8, donde además lesionó con un cuchillo a la víctima. El damnificado logró reducir a su agresor con la ayuda de un familiar y lo maniataron para entregárselo a la policía, según se relató en el juicio.

En los tribunales penales de Comodoro Rivadavia se realizó durante la última semana un juicio por un delito perpetrado el 30 de agosto de 2013 en Kilómetro 8. Al concluir el debate, el juez le impuso al imputado Joel Narváez la pena de dos años y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo. Fue al declararlo penalmente responsable del delito de “robo agravado por el uso de arma blanca, en grado de tentativa”. El fiscal había solicitado la pena de cuatro años y dos meses de prisión. Mientras, la defensa había requerido el mínimo de la pena que establecida para el delito.

El tribunal unipersonal fue integrado por Daniel Pintos, juez penal de Cámara. El Ministerio Público Fiscal fue representado por Julio Puentes, fiscal general y la defensa de Narváez fue ejercida por Vanesa Vera, abogada de la Defensa Pública.

El acusador relató que el 30 de agosto de 2013, alrededor de las 22, Joel Alexander Narváez ingresó a un auto, marca Ford Focus, propiedad de la víctima. El coche estaba con sus puertas sin seguro y se hallaba estacionado frente al domicilio de su dueño, en Kilómetro 8.

Narváez, según la acusación de la fiscalía, sustrajo del vehículo una billetera que contenía en su interior dos tarjetas de débito Maestro 365, un carnet de conducir y un carnet de obra social. Esta situación fue observada por el damnificado, quien abrió la puerta del conductor y fue atacado con un cuchillo por Narváez, quien le asestó un puntazo y le provocó una lesión de dos centímetros de longitud en la zona abdominal.

Frente a esa situación, intervino el sobrino de la víctima quien se trenzó en lucha con Narváez y logró desprenderlo del cuchillo. Luego lo ataron de manos y pies entre ambos damnificados, hasta la llegada del personal policial.

Además del arma blanca, que se encontraba a metros del vehículo, la Justicia secuestró una billetera que contenía los elementos antes descriptos y que se encontraban en el bolso de Narváez.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico