Lo discriminan por preguntar si la docente tenía que usar el barbijo 

Paula Segovia denunció que a su hijo que acude a sexto grado de la escuela Nº 268, de El Bolsón, lo discriminan por consultar si la docente tenía que usar el barbijo durante las clases. 

El hecho inédito deja como saldo que un chico de sexto grado no está acudiendo a la escuela de manera presencial y con una denuncia por discriminación que hizo la mamá del menor cansada de los “desplantes”, según dijo, por parte de los directivos de la escuela 268 de El Bolsón y de la propia docente.

“Mi hijo empezó a tener clases virtuales a raíz de que la docente está en aislamiento; estuvo así durante 3 semanas. Luego la docente anunció que empezaban las clases presenciales porque habían designado a otra docente y cuando mi hijo empieza la escuela al cuarto día me hace un comentario de sobremesa (porque tampoco son acusaciones). Es que cuando le digo que se ponga alcohol al entrar a casa después de la escuela me dice que no importa porque no pasa nada; si la maestra también da clases sin barbijo”, relató Paula Segovia a Noticias del Bolsón.

La docente “está dando la clase sin barbijo. Mi hijo me dice que se lo saca porque le molesta. Entonces le mando un mensaje al grupo de las maestras y preguntó a la maestra si es cierto que lo hace así; si los docentes tienen que usar barbijo en la hora de clase, y me dice ‘¿a qué viene esa pregunta Paula?”.

La mujer dijo que como respuesta obtuvo un “cualquier molestia que tengas dirigite al equipo directivo”.

Segovia contó que fue citada por el equipo directivo a la escuela, pero por temor al virus de Covid no se presentó. “Nosotros estamos en pandemia, así que no fui a la cita que me hizo la dirección, pero sí mandé una nota el mismo día, a la tarde, comentando lo que había pasado. La copia también la envié a la supervisora con quien hablé por teléfono y se la dejé en mesa de entradas; y al equipo directivo solicitándole que por favor Otto vuelva a las clases virtuales porque eran relativamente un poco más seguras”.

LA DISCRIMINACION

Según la denunciante, a partir de entonces comenzaron a hostigar y a “discriminar” a su hijo en clases. “Estoy muy mal porque la seño me retó”, le dijo a la salidad, comentándole que “un compañero me pidió una goma y la seño le dijo ‘no le digas nada porque él anda diciendo que andamos sin barbijo; a él no le digan nada’. Yo hablo a diario con mi hijo y si él se siente mal, molesto, discriminado, automáticamente me lo va a hacer saber”.

Seguidamente Segovia agregó: “desde el 15 abril me sacaron del grupo de WhatsApp y a Otto ni siquiera le dijeron si va a seguir en la escuela o no. Nunca más una tarea se le mandó y en el último práctico que habían dejado en la fotocopiadora había un tema que mi hijo no entendía; le mando un audio a la seño por privado porque lo sacaron del grupo y no contestó”.

Lo concreto es que Otto no acude a clases y la mamá solo pide que se regularice la situación escolar.

En la escuela hogar Nº 268 el director se excusó de dar explicaciones, indicando que esperaba que la mamá de Otto se comunicara “al menos telefónicamente con la escuela para coordinar algún tipo de acción a seguir con el niño”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico