Lo secuestran, atan a una camioneta y arrastran por no cumplir las promesas de campaña

El funcionario a cargo del pueblo fue sacado a la fuerza de su oficina por campesinos, que lo ataron a una camioneta y lo arrastraron por las calles por no haber cumplido las promesas de campaña. Por el hecho hay once detenidos.

El alcalde Jorge Luis Escandón Hernández, de la localidad de las Margaritas, en Chiapas, México fue sacado a la fuerza de su oficina, atado a una camioneta y arrastrado por las calles del pueblo por un grupo de campesinos enfurecidos. La policía intervino, liberó al alcalde que resultó con heridas leves, y detuvo a once personas.

Es la segunda vez que campesinos demandan que el alcalde cumpla con lo que prometió en campaña. Entre esas promesas se destaca la rehabilitación de un camino hacia la comunidad y el impulso de proyectos en la región.

Los ataques a funcionarios en México son comunes por parte de grupos narcos, pero no por parte de una turba que exige que las promesas electorales se cumplan.

Escandón ya adelantó que denunciará a los atacantes por los delitos de secuestro e intento de homicidio. Toda la secuencia de los hechos fue filmada por celulares y cámaras de seguridad, y subida a las redes sociales. En una primera toma se ve como el alcalde es sacado de la alcaldía.

Siempre según medios locales, los vecinos se enfrentaron con funcionarios públicos del municipio; sin embargo, lograron llevarse al alcalde. La camioneta logró arrancar, por lo que el alcalde quedó colgado del guarda golpe y fue arrastrado por la calle.

Esta segunda secuencia, quedó grabada por cámaras se seguridad. Según relatan medio locales, una docena de policías tuvo que intervenir para frenar el vehículo y rescatar al alcalde. Hubo enfrentamientos con la policía, y varias personas resultaron heridas, al menos 20.

El primer ataque contra el alcalde ocurrió hace cuatro meses, cuando un grupo de personas entró a su oficina, haciendo desastres al no encontrarlo. Pero el mismo Escandón tiene antecedentes de mal comportamiento, por tomar parte en una pelea con seguidores de su rival, durante la campaña electoral. Fue liberado por falta de pruebas.

Embed

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico