"Lo único que hice fue decirle que se cagó todo"

El DT de Huracán fue informado y no podrá estar en el banco frente a la CAI. Es por sus airadas protestas tras el empate ante Newbery.

“Lo único que hice fue gritarle y decirle que lo apuraron y se cagó todo”, aseguró el entrenador César Villarroel, quien comenzó la semana con la mala noticia de que deberá ver el próximo partido de su equipo desde afuera, justo en un momento crucial donde está en juego la clasificación a la siguiente instancia del Torneo Regional Amateur de Transición.

El director técnico de Huracán de Comodoro Rivadavia fue informado por el árbitro Danilo Viola, al igual que el preparador físico Rodrigo Béquer y el jugador Brian Garino, tras los incidentes producidos el último domingo al término del empate 1-1 con Jorge Newbery.

Por lo tanto, no podrán estar frente a la Comisión de Actividades Infantiles, líder de la Zona Patagonia 2, en el compromiso correspondiente a la quinta y penúltima fecha, que se desarrollará este domingo en el estadio municipal.

Villarroel afirma que de su parte ya dio vuelta la página y reconoce que se excedió, pero mantiene su postura respecto de lo que, a su criterio, fue una “injusticia”. De allí los empujones, insultos y la intervención de la policía.

“Soy de sangre caliente y cuando veo alguna injusticia se me sale un poquito la cadena. Hoy, más tranquilo, te puedo decir que lo único que hice fue gritarle y decirle que es un cagón; que lo apuraron y se cagó todo”, admitió Villarroel en diálogo con El Patagónico.

El principal reclamo era por dos jugadas puntuales. “Hay cosas que no comparto con el árbitro, como el penal que cobró para Newbery (que fue malogrado por Jorge Aynol) y el que no nos cobró a nosotros, en situaciones muy parecidas”, argumentó.

En ese sentido, manifestó con irónica resignación que “esto lo ves en todos lados, en el Federal A; en el Nacional B; está todo sucio; está todo manchado. ¿No nos va a pasar a nosotros que somos unos ‘pichiruchis’?”.

De todas maneras, Villarroel ya piensa en lo que viene. “Ya pasó. Ahora nos queda dar pelea hasta lo último”, afirmó, pero sabe que no dependen de sí mismos.

“Tenemos una esperanza más, aunque está difícil la cosa porque después quedamos libres y tendremos que esperar, pero saldremos a ser protagonistas, como siempre”, enfatizó.

Huracán está obligado a ganarle a la CAI para pasar a liderar por un punto y esperar que en la última fecha empaten el “Azzurro” y Newbery. De esa forma, el “Globo” y la CAI quedarían iguales en la cima y el primer ítem para definir será la diferencia de gol.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico