Los controles sobre los horarios de cierre

Al ser consultado por las denuncias que realizaron los vecinos del sector conocido como La Loma ante El Patagónico, el titular de la Subsecretaría de Fiscalización, Daniel Campillay, aseguró que el municipio realiza todas las acciones posibles para garantizar la seguridad en esa zona de boliches bailables.

El funcionario manifestó que con presencia de inspectores se garantiza que el horario del cierre de las barras de los locales nocturnos se cumpla a las 5:30, para que a las 6 se cierren las puertas de los recintos.
Esto, explicó, permite tener un asiduo control, sumado a que antes de que abran las puertas se comprueba que los boliches cuenten con los elementos de seguridad correspondientes.
Campillay sostuvo que los inspectores también verifican que no se supere la capacidad permitida en los recintos, que no se fume en los locales y que no ingresen menores de edad. Para el cumplimiento de estas limitaciones, el personal municipal realiza inspecciones nocturnas, acompañado por la seguridad de cada local.
"Los propietarios están avisados y saben cómo trabajamos: si encontramos una falla, los clausuramos", dijo Campillay. "Por lo general, en este último tiempo, las multas que se han realizado son menores, como encontrar a una persona fumando adentro. No son delitos graves", detalló el funcionario, confirmando además que el cuerpo de inspecciones municipal tiene solo dos vehículos para garantizar la salida de los distintos bares y boliches que hay en toda la ciudad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico