Los descuentos a docentes serían por 90 millones de pesos

La Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut (ATECh), el gremio docente con más afiliados en esta provincia, notificó al gobierno "la continuidad del plan de lucha de paro provincial de 144 horas", con lo que se suman 16 semanas consecutivas de huelga en las escuelas chubutenses.

Van 16 semanas de paro. Son 80 días sin clases para aquellos estudiantes cuyos docentes mantienen la medida de fuerza iniciada el 22 de julio. No son todos, aunque la cifra es significativa en toda la provincia, sobre todo en el sur.

La notificación de que habrá otra semana de huelga tuvo ingreso formal a primera hora de este lunes y está dirigida, como las anteriores del mismo tenor, al ministro de Educación, Paulo Cassutti, y al secretario de Trabajo, Andrés Meiszner, con la firma del secretario general de ATECh, Santiago Goodman.

El argumento sigue siendo “los constantes incumplimientos de los acuerdos paritarios homologados, tanto en lo concerniente a infraestructura escolar como a lo salarial”.

El paro se extiende, según lo aclara la propia nota, hasta el próximo sábado 9 de noviembre inclusive.

Además, Goodman incluyó un párrafo en la notificación donde exigen “el no descuento de los días de paro por ser un derecho de los trabajadores” y denuncia “el amedrentamiento constante por parte del gobierno provincial en relación al descuento y otras medidas que vulneran los derechos de los trabajadores y encima no convoca ni van a las reuniones que ellos mismos proponen”.

EL COSTO DEL PARO

Una cifra no determinada de alumnos no tiene clases desde las vacaciones de invierno -algunos incluso desde antes por problemas edilicios- por los paros que se actualizan por semana.

Sin embargo, desde el ministerio de Educación insisten en que la medida de fuerza se fue debilitando y hoy “no llega al 20% de adhesión”, sostuvo el ministro del área Paulo Cassutti.

El impacto de la medida de fuerza es incierto porque si bien en muchos establecimientos los docentes no concurren, en otros la protesta se realiza bajo la forma de “retención de servicio” en los lugares de trabajo o “asambleas de media jornada”, con lo cual el efecto es el mismo porque el servicio educativo no se imparte.

El ministro de Educación anunció que los alumnos que no tuvieron clases por los reiterados paros promocionarán el año o “pasarán de grado” por resolución ministerial.

En paralelo con esa definición, el jefe de gabinete, Federico Massoni, emitió una circular a los directivos, instruyéndolos a que informen sobre los días de paro, ya que de lo contrario se aplicarán descuentos masivos.

“Lo que ha ocurrido es el colmo porque sabemos de escuelas que están cerradas y los directores nos informan que se dictó clases normalmente para que no haya descuentos, y eso no se puede permitir porque es falsedad ideológica, ya que cada informe de un director tiene formato de declaración jurada”, recordó Massoni en diálogo con Télam.

El gobernador le transmitió a los propios dirigentes gremiales que no realizará descuentos hasta el último día de agosto, pero de allí en más se cargarán los sueldos sin los días de inactividad, lo que comenzará a operar este mes en los que “habrá quienes no cobren un centavo”, aseguró el jefe de Gabinete.

Se estima que los descuentos salariales rondarían los 90 millones de pesos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico