Los fiscales que la investigaron consideran que la causa "Embrujo" sentará jurisprudencia en el país

"Tal vez tengamos la primera condena por lavado de dinero de la corrupción del país", dimensionaron los fiscales Omar Rodríguez y Alex Williams.

Los fiscales Omar Rodríguez y Alex Williams destacaron la importancia que significa que los jueces puedan tomar contacto con los bienes adquiridos de manera presuntamente ilegal a fin de realizar una futura valuación. Lo hicieron tras la inspección ocular en los terrenos, chacras, vehículos y propiedades de Trelew, Rawson y otras ciudades, adquiridos por los imputados de integrar la asociación ilícita llevada a juicio y que tiene como principal procesado al exresponsable de la Unidad Gobernador, Diego Correa.

Los fiscales Rodríguez y Williams volvieron a ratificar la buena marcha de las audiencias de la causa denominada “Embrujo” que investiga emblemáticos casos de corrupción de exfuncionarios y empresarios durante el gobierno de Mario Das Neves y dieron un dato trascendente: de confirmarse una condena, será la primera en el país por lavado de dinero de la corrupción. Y creará además un antecedente a nivel jurisprudencial.

Agregaron su conformidad por la recorrida que realizaron por inmuebles y otros bienes de los imputados ya que “los jueces tuvieron así una real dimensión en cuanto a los bienes decomisados ya que para nosotros la sentencia debería disponer de estos bienes como patrimonio del estado. Si esto se da nosotros queríamos que los jueces tengan contacto directo con esos bienes porque seguramente va a haber controversia en cuanto a la valuación. Y en este sentido es bueno que ellos mismos puedan apreciarlos”, dijo Alex Williams.

Además los fiscales hicieron hincapié en la importancia de las escuchas que se revelaron durante las audiencias. “Revelaron lo que nosotros sostenemos desde el principio y que es cómo Diego Correa bajaba instrucciones al resto del grupo como dueño de una constructora. Pero además se detectó que también se usaba el dinero para arreglo de uñas, pago a empleadas domésticas y otros quehaceres particulares”.

Y fueron claros al expresar: “las escuchas son muy contundentes respecto a cómo funcionaba el grupo”.

“La hipótesis que mantenemos es que esta es una asociación ilícita y dentro del sinnúmero de actividades para cometer delitos está la variedad de hacer planes. Ellos tenían una infinidad de planes como la construcción de complejos turísticos en Puerto Pirámides, terrenos en el Parque Industrial de Trelew, etc. Hicieron un montón de maniobras para hacerse de dinero del erario público y de esa plata siempre a la cabeza estaba Correa”, aseguraron.

ESCUCHAS

También expresaron que aún “faltan varias escuchas sobre inversiones. Sobre todo la que había hecho Correa en la calle Mitre 761 de Rawson. Es allí donde aparece Gatica como una pantalla para el lavado de dinero. Toda “plata sucia” que traía Correa”.

Sobre la detección de los imputados respecto a que los estaban investigando “esto se produce antes de la detención. Fue en febrero de 2018 cuando lo detectan. Entonces Correa comienza a desprenderse de vehículos, sobre todo de la empresa Sepat. Surge de las escuchas cómo le vende uno a una persona de nombre Juan. Y así, otros también”.

Los fiscales graficaron: “mientras el grupo tuvo plata todo andaba bien. Pero los problemas comenzaron a llegar cuando la plata escaseaba. Entonces empezaron a tener dificultades”.

En cuanto al imputado Ramón y su contacto que dio nombre a la causa –Embrujo– se detectó una conversación muy ilustrativa donde este hombre que al parecer tenía poderes “paranormales”, por decirlo de alguna manera, le decía que “a Correa le iba a ser difícil desprenderse de él (por Ramón) porque sabía muchas cosas. Y que eso lo tenía que aprovechar”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico