Los mansos aprobaron otro test de salud mental

Ante la masividad del repudio, el Gobierno nacional decidió arreglar a las distribuidoras de gas con un subsidio. Macri pasaría a vuelo de pájaro. Los malabares de un radical tironeado por todos lados, los incorregibles peronistas y algunas internas provinciales.

Por ahí pasaba

Desde que se conoció el viernes 5, hasta que se resolvió no meterles por ahora un poco más la mano en el bolsillo a los ciudadanos, en todo el país se volvieron a vivir días agitados. Todo para quedar bien con las empresas distribuidoras de gas, justamente de las que más han ganado en los últimos años, sobre todo en la Patagonia según trascendió este fin de semana. Pero al final la soberbia de un secretario, avalada por un insensible Presidente, encontraron freno en el Congreso y ahora todo se arreglará con un subsidio que igual pagará el pueblo. Pero en este contexto de ajuste y recorte; desocupación y recesión, no dejó de representar un alivio no tener que pagar un extra en la boleta de gas.

“Vemos que la visión que el gobierno de Macri tiene de la Patagonia es claramente la de una zona de sacrificio y no la de una zona a desarrollar para mejorar la calidad de vida de sus habitantes”, dijo el senador Alfredo Luenzo con su habitual capacidad de síntesis.

Corta memoria

Unos días más tarde, sin embargo, el senador Luenzo exhibió alguna contradicción acerca de lo que piensa de Macri. Fue el jueves, luego de que el concejal más PRO que tiene el radicalismo en Comodoro, Pablo Martínez, anticipara que esta semana el Presidente vendrá a Comodoro (en realidad a Manantiales Behr) para encabezar el acto de inauguración del Parque Eólico de YPF. Sería su primera visita a la zona en su condición de primer mandatario y se estima que ni pasaría por la ciudad ya que se manejaría –como es habitual en él- directamente del avión al helicóptero; caminaría unos metros; subiría a un palco; hablaría unos minutos y luego volvería a su zona de confort. Todo en medio de un gran operativo de seguridad para evitar la molesta presencia de gente que le reproche que la está pasando mal y para no le llegue ese molesto cantito que empezó en las canchas y se repite periódicamente en cuanta reunión masiva se realiza a lo largo y ancho del país. Al tomar nota de la visita, Luenzo olvidó lo que deducía que Macri pensaba de la región y consideró que es “una buena señal para consolidar la obra del nodo que necesitamos”.

Pedir lo imposible

Defensores de consumidores y del Pueblo; legisladores; intendentes; concejales y gobernadores salieron en masa a cuestionar la inconstitucional medida que pretendió imponer Javier Iguacel, a quien hasta denunció un fiscal que venía mostrándose dócil con el gobierno, como Guillermo Marijuan, el mismo que anduvo guiando excavadoras en Santa Cruz buscando tesoros perdidos. Mariano Arcioni también ordenó iniciar acciones legales desde Chubut y no tuvo piedad con el Gobierno nacional ni cuando decidió retroceder con la medida. “Fue un logro de todos los gobernadores”, dijo, mencionando también la casi plena seguridad de que tampoco los jubilados perderían el 40% de zona, ni los petroleros tributarán Ganancias por ítems como “viandas” u “horas de viaje”. Más allá de ello, sostuvo que “luego de tres años de gestión, Nación debería hacer una autocrítica más profunda para que estas decisiones equivocadas no aparezcan como improvisadas”.

El 17 de Octubre

Arcioni se enteró del nuevo retroceso de Macri mientras estaba en la Casa de Tucumán en Buenos Aires, participando de un encuentro de gobernadores en el que se analizaban varios temas comunes que preocupan a las provincias, tanto los actuales como los por venir. En esa misma ocasión, recibió una particular invitación del anfitrión, Juan Luis Manzur, quien proyecta realizar en la capital de su provincia un gran acto el próximo miércoles para recordar un nuevo aniversario del Día de la Lealtad, el número 73. El exministro de Salud de Cristina Kirchner debe ser el mandatario más molesto por no haber sido invitado a esa foto que se sacaron Sergio Massa, Urtubey, Schiaretti y Pichetto. De allí que ahora pretenda poner a prueba su capacidad de movilización. Arcioni aprovecha la coyuntura para mostrar en qué lugar se pararía de decidirse a jugar en la interna peronista. No es Manzur o Massa, ya que lo más seguro es que terminen del mismo lado. Lo que ahora disputan es otra cosa.

De cara a la gente

Otro que estaba en Buenos Aires cuando Nación escogió un método diferente para compensar a las gasíferas fue el intendente Carlos Linares. En su caso, eligiendo autoridades para la Federación Argentina de Municipios (fue reelecta la jefa comunal de La Matanza, Verónica Magario). Ahí también se estaban discutiendo las nuevas intenciones de Macri y sus CEOs de esquilmar argentinos que viven de su salario y la estrategia a seguir para evitar que el próximo año haya más ajuste y nuevos recortes. “No queremos dejar sin Presupuesto al país, pero necesitamos uno de cara a la gente”, recalcó el comodorense previendo qué puede pasar en la Cámara de Diputados dentro de dos miércoles.

Provocame

“Tanto en Diputados, como en Senadores, no se va a acompañar”, reiteró Linares sobre el actual proyecto de Presupuesto 2019 que se halla en el Congreso. No obstante, hizo una salvedad: “no sé qué hará el diputado Gustavo Menna, si votará en contra o no de la gente”. Es que tanto en el sur, como en el valle de Chubut, están siguiendo de cerca el comportamiento del único legislador del oficialismo nacional que tiene la provincia. Desde el círculo del aludido no se amedrentan, ya que creen que es porque en las encuestas que circulan lo siguen mostrando bien posicionado, más allá de haber perdido puntos en los últimos meses porque se lo empieza a identificar con las políticas de Macri. El abogado radical no la tiene sencilla y trata de hacer una fortaleza de cada debilidad, como la lectura que hizo de la marcha de atrás de Macri en el tema tarifa de gas extra para los contribuyentes. Para él, se dieron cuenta de un error y lo corrigieron; no como en el kirchnerismo. De paso trata de llevar agua para su molino, diciendo que en ello incidió la presión del partido radical, socio del neoliberalismo PRO que se entera de las impopulares medidas a través del Boletín Oficial, cuando lo leen, ya que si no será a través de los medios, como confesó el jujeño Gerardo Morales.

Agenda propia

Para no tener que estar continuamente a la defensiva, el diputado Menna realiza sus propias gestiones para que el ajuste no les pegue tanto a sus comprovincianos. En este marco, se reunió con el rector de la UNPSJB, Carlos de Marziani, quien peregrina por despachos porteños para que haya 2019 en la San Juan Bosco, y pidió informes a la AFIP porque no habría interrumpido embargos a pequeños y medianos empresarios que deberían estar exceptuados de los mismos al menos hasta diciembre, de acuerdo a una norma que se sancionó en julio.

En dos frentes

Además de los cuestionamientos que recibe desde el peronismo, Gustavo Menna debe lidiar con su propio frente interno que se halla en estado de máxima eclosión en función de la interna prevista para el domingo 2 de diciembre. Es que el principal adversario de la actual conducción, el exsenador Mario Cimadevilla, basa su campaña al mejor estilo Carrió, amenazando con ponerle fin a la Alianza Cambiemos, mientras quien va por la reelección, César Herrera, exhibe una llamativa docilidad hacia las políticas neoliberales del gobierno nacional que apoya. Para Menna, “nadie está planteando una ruptura” y argumenta: “el año pasado estuvimos disputando mano a mano la elección; quedamos segundos a apenas un punto y se pudo ganar en muchos municipios; entonces creo que hay que tener una visión política en la que no haya rencillas internas, sino una vocación de poder y propuestas para gobernar y salir de esta situación que tiene la provincia”.

Demasiada bota

En la sesión del martes se produjo una áspera discusión en la Legislatura, motivada por la adhesión a la ley de protocolo anti piquetes que se impulsa desde el Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich y a la cual en Chubut el Ejecutivo no le encontró observaciones. Fue el diputado Blas Meza Evans el más crítico en el tema, llamando la atención sobre la llamativa militarización que se está observando en ciudades y rutas de Chubut, donde los gendarmes hacen controles en forma indiscriminada, afectando muchas veces a quienes transitan con tiempos que cumplir entre un destino y otro. “Hay preceptos constitucionales que impiden su actuación en el territorio siempre que no existan convenios ratificados por los dos tercios de los votos de la Legislatura”, recordó el legislador justicialista.

Tiempos modernos

A tono con el clima de época, una serie de llamados anónimos alertando sobre la instalación de artefactos explosivos en escuelas generó la consentida intervención de especialistas en terrorismo y cibercrimen de la Policía Federal, que trajeron su equipo especial de rastreo para dar con quienes efectúan los reprobables llamados, lo cual por otra parte es una constante desde 1984, cuando retornó la democracia a la Argentina. En la mayoría de los casos se trata de estudiantes con tiempo para incurrir en censurables actos que obligan a cumplir con el incómodo protocolo de la evacuación del edificio.

En esta ocasión, el ministro de Gobierno, Federico Massoni, se mostró solícito ante lo que pasaba sobre todo en la Escuela 714 de Trelew, uno de los sitios que congrega por estas horas debates promovidos en el Encuentro Nacional de Mujeres que copó el valle desde el viernes.

Por ahí pasaba II

Massoni también fue protagonista de un reclamo particular del Procurador General de Chubut, Jorge Miquelarena, quien le reprochó el hecho de que la Policía hubiera incautado uno de los tres vehículos que tenía con laboratorio móvil para investigar delitos, con la intención de desarmarlo y colocarle butacas para poder trasladar más efectivos en donde se requiera su presencia. Más tarde se supo que la decisión la había adoptado el propio jefe de Policía, Miguel Gómez, quien pretendía tener más capacidad para desplegar personal de Infantería hacia la cordillera. Justo él, a quien todavía evocan con temor en Corcovado luego de que en 2009 llegara intempestivamente al frente de un grupo del GEOP a buscar a los hermanos Bustos. Aquella vez hubo “excesos” que motivaron un juicio por apremios para Gómez, quien finalmente terminaría absuelto. El policía luego mantendría un derrotero por lo menos cuestionable, tanto en Comodoro durante el gobierno de Buzzi, como en Trelew cuando se vio involucrado en una polémica con un fiscal que lo investigaba por apremios.

Pero ahora admitió su error, se disculpó con Miquelarena y devolvió el móvil para que cumpla la función para la cual se lo había adquirido.

Horas UMU

Circula en determinados ámbitos una copia de la nota firmada por la directora del Hospital Regional, Miryám Monasterolo, autorizando el pago de horas guardia UMU (Unidad Médica de Urgencias) a una importante cantidad de profesionales, aclarando que la orden provino del ministro de Salud, Adrián Pizzi. Entre los favorecidos se destacan dos subsecretarios del área, Mariano Cabrera (Programas de Salud) y Viviana Youglar (Gestión y Coordinación), con 70 mil y 40 mil pesos, respectivamente. Hay que aclarar que la última de las citadas es contadora.

Se va Tcharian

Cuentan que la reunión del viernes del Consejo Directivo de la SCPL fue bastante extensa y que dejó como saldo la renuncia a la presidencia de la entidad de Gabriel Tcharian, luego de que vuelva de sus vacaciones el 2 de noviembre. Parece que el dirigente está cansado luego de varios años complicados y que la actual situación de la entidad, con deudas millonarias ante CAMMESA, AFIP y sindicatos, sumado a la profundización de los tironeos políticos que se avecinan lo habrían llevado a tomar esa decisión indeclinable. Lo que llamó la atención en principio fue que Tcharian no rubricara su presencia en la reunión, aunque no tardó en pedir la palabra. Cuando le señalaron la contradicción, dijo que estaba dispuesto a firmar si todos colocaban sus teléfonos en el centro de la mesa. Es que no quería filtraciones, como suele haber. Al parecer entonces se habló crudamente de algunas cuestiones delicadas que atraviesa la SCPL y de su situación personal. “Hay batallas que ya no son mías”, se le escuchó decir como tiro de elevación. Hasta la elección de las nuevas autoridades, el 4 de noviembre, quien queda transitoriamente a cargo de la SCPL es el actual vicepresidente, Carlos Luque, que no tiene vínculo alguno con el viceintendente del mismo apellido. Para esa contienda, una exconcejal de la ciudad ya habría reservado número y color de lista.

Será candidato

Aunque no estuvo en la reunión del PJ del lunes, el intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, está cada vez más convencido de que sea por dentro o por fuera del partido, será candidato a gobernador el año que viene. Si valida sus pretensiones en una interna que se daría en las PASO, mejor, sino conformará un frente en el que lo acompañarían varios peronistas de los que creen que es mejor estar unidos el año que viene y no presentarse fragmentados; o con candidatos sin trayectoria partidaria, como ocurrió el año pasado, cuando quedaron afuera de la Cámara de Diputados. Sastre por ahora acumula consensos para el congreso del 17 de noviembre, donde se modificaría la carta orgánica para permitirle ir como precandidato pese a que se reafilió este año, tras su paso por Chubut Somos Todos.

Dos aliados

En su propósito de volver a dar pelea dentro del peronismo, Sastre cuenta con dos aliados que en 2015 compitieron entre sí: Adrián Maderna y Gustavo Mac Karthy. El primero efectuó en la semana que pasó casi un dramático llamado a la unidad partidaria, entendiendo que es la única manera en que se llegaría con chances de vencer a Arcioni y al candidato de Cambiemos, sea éste Gustavo Menna u otro. Mac Karthy, en tanto, vuelve a exhibir una precoz decisión de ser candidato a gobernador, aunque su radio de acción geográfica continúa limitándose a Trelew y la meseta. El exvicegobernador de Martín Buzzi es de los que cree ciegamente en las encuestas y por ello avisó que esperará a marzo para definir qué hará. Considera que entonces alguna medición indicaría si algún nombre le lleva apreciable ventaja a otro.

Enojado

Adrián Maderna por ahora sigue molesto con algunos funcionarios del gobernador que ponen de manifiesto las carencias que hay en la ciudad que gobierna, la segunda con mayor desocupación y cantidad de pobres en toda la Argentina, según el INDEC. Ahora también se enojó con las autoridades del partido a través del cual llegó al gobierno municipal, Chubut Somos Todos. Fue porque el concejal del mismo, Gustavo Castán, no avaló el aumento en las tarifas de los servicios que presta la cooperativa. Por ello le apuntó a su adversario en la última PASO, Máximo Pérez Catán, quien aún no se repone del robo del que fue objeto el último fin de semana, cuando ingresaron a su casa y le llevaron 5.000 pesos y una notebook. Lo que más lamenta es la costosa lapicera que le desapareció, la cual tenía un entrañable valor sentimental.

A enamorar

En la renovada cruzada del peronismo por disimular diferencias todo lo que se pueda y mostrar en el próximo turno electoral una verdadera opción de gobierno, la diputada Gabriela Dufour también tiene su aporte. “Hay que enamorar a la militancia que está desilusionada de la política”, dijo la exministra de Buzzi, quien tiene algunos pruritos a la hora de a quién sí y a quién no se puede dejar subir al barco que espera llegar a puerto. “No se puede unir todo sin mirar cuáles han sido las trayectorias”, aclara sin que haga falta a quien se refiere.

El conductor

Dentro del peronismo no es fácil ponerse de acuerdo y cuando parece que hay una tregua, se enciende una mecha. En un mes particular y en donde los compañeros se juntaron dos veces en menos de 48 horas, diciéndose supuestamente lo que piensan en la cara, apareció la diputada nacional Ana Llanos promoviendo una campaña de recolección de firmas para pedir que Néstor Ricardo Mutio deje la presidencia del partido. Es cierto que el abogado que inició su militancia con los Corchuelo Blasco se ha visto desbordado en los últimos tiempos, pero nadie desconoce a esta altura que cuando se lo critica a él en realidad al que se busca exponer es a su actual mentor, el intendente de Comodoro, Carlos Linares, uno de los más detallistas a la hora de sopesar el costo que implicaría la unidad a cualquier costo. Más allá de que tal vez sea el último cristinista que queda en la provincia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico