Los "mascoteros" se enfrentan con los vecinalistas

Se oponen a modificar la ordenanza de control poblacional para que vuelvan la perrera y los dispensarios caninos. Resaltan que los referentes barriales quieren acciones en el corto plazo y no priorizar la educación.

Los ataques de perros que se registraron en las últimas semanas en Comodoro reavivaron el debate sobre qué hacer con los animales callejeros o los considerados “peligrosos”. Un grupo de vecinalistas pidió que se modifique la ordenanza de control poblacional y que se habilite la apertura de dispensarios caninos. Otros directamente pidieron que vuelva la perrera y hubo casos donde manifestaron que era necesario que se aprobara la eutanasia.

Lo cierto es que los referentes barriales comenzaron a juntar firmas para modificar la ordenanza y que vuelvan los dispensarios caninos en Comodoro. Esto generó que un grupo de asociaciones mascoteras iniciaran una campaña similar, pero para evitar que se habilite este tipo de captura de animales.

Bajo el slogan “El encierro no es la solución”, el viernes a las 18 se juntarán firmas en la plaza de la Escuela 83 para hacer visible su postura. “Lo que queremos hacer saber es que hay un sector de Comodoro que exige educación sobre tenencia responsable. Queremos que se trate como un tema de Salud Pública, por lo cual la presencia del Estado es imprescindible para poder mejorar como sociedad”, explicó Gabriela Roxana, vecina del barrio Roque González.

“La convocatoria es para todos en general. Incluso tenemos vecinos que han pedido el PDF para ir juntando firmas. No hay ninguna asociación o vecinalista por detrás. Solo somos vecinos que cuidamos a los animales”, agregó.

Para Roxana, el Estado ha menospreciado durante años la tenencia responsable, lo que ha llevado a las consecuencias de la actualidad. “Nosotros creemos que mediante la educación a la población, con la intervención del Estado, vamos a poder lograr un cambio social y cultural. Eso es lo que precisamente no entiende esta parte de la población que exige respuestas rápidas como la vuelta de la perrera y la cámara de gas”, aseveró.

EN CONTRA DE LOS REFUGIOS

En diálogo con El Patagónico, la vecina del barrio Roque González recordó que desde Juntos por el Cambio se propuso la implementación de los refugios, pero lo descartó ante los puntos en contra que le ve al proyecto.

“Esto busca levantar a los animales de calle, pero hoy tenemos una infinidad de perros y gatos abandonados por falta de educación y responsabilidad de la gente”, destacó.

“Los refugios incentivan al abandono porque te enseña a no ser responsable. Terminas viendo al animal como algo y no como un ser viviente; lo ves como algo de lo que te podes despojar. Además, es sumamente costoso mantener los refugios para el Estado”, sostuvo.

“Todo el mundo sabe que si se construyen estos tres refugios, los animales van a terminar hacinados. Con todos los animales que tenemos en las calles sería inviable algo así”, criticó.

También solicitó que se avance con más turnos para castrar a los animales. “Hoy la castración de una hembra está de 7 mil pesos para arriba, lo que genera que mucha gente no pueda llevarla a un lugar privado. Los trailers no funcionan o muchas veces rechazan a los animales porque son viejos, flacos y porque están sucios. Son solamente excusas porque no hay ningún ente o funcionario que los controle”, destacó.

“Deberíamos tener 150 por día, pero hasta hace poco llegaban a 30 porque hay un montón de impedimentos. Hubo un momento donde te rechazaban si no tenías bozal. Siempre hay trabas, lo que lleva al resultado de que hay gente que abandona perros; por eso decimos que es una cuestión de educación. Lo que muchos no comprenden es que un cambio cultural lleva tiempo”, subrayó Roxana.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico