Los mensajes en los celulares que comprometen a Correa y su banda

Ayer se exhibieron comunicaciones que para los fiscales son reveladoras de la forma en que operaba la asociación ilícita para hacerse de dineros públicos mediante la creación de empresas, para luego gastarlos en viajes o invirtiendo en vehículos, terrenos, emprendimientos turísticos, edificios y proyectos de consultorios médicos.

Guillermo Figueredo es uno de los profesionales del Equipo Técnico Multidisciplinario del Ministerio Público Fiscal del Chubut. Comparte su trabajo en el mismo espacio físico donde también desempeña sus funciones el contador José Velázquez, otro de los testigos del juicio por la causa “Embrujo”. Fue quien halló las primeras irregularidades y sospechas tras la denuncia realizada en la Fiscalía de Rawson por parte de diputados provinciales del Frente para la Victoria.

La tarea de Figueredo fue la de analizar unos 30 teléfonos celulares y más de 70 aparatos de computación, discos rígidos y pen drive, entre otros elementos de almacenamiento de datos.

Luego los fiscales Omar Rodríguez y Alex Williams seleccionaron las informaciones obtenidas según las hipótesis de la investigación, el devenir de la misma y las distintas ventanas que se fueron abriendo que incluso permitieron originar nuevas causas penales con nuevos y en algunos casos reiterados imputados.

Por ejemplo Diego Correa, sindicado por los fiscales como el jefe de la asociación ilícita y cerebro de los hechos ilegales producidos a partir del poder que le daba estar al frente de la Unidad Gobernador durante la tercera gestión del fallecido gobernador Mario Das Neves.

Las conversaciones son de las más variadas. Significó un año y medio de tiempo para que el equipo de fiscales escuche el abultado material, seleccionarlo y ubicarlo según la hipótesis de investigación, roles de los integrantes de la asociación ilícita y el análisis de las maniobras

La tarea de Figueredo fue la de extraer la información mediante moderno equipamiento de tecnología forense para esos tipos de elementos secuestrados. En la mayoría de los teléfonos y computadoras se había borrado la información.

“LOS SUELDOS LOS PAGO YO”

“En un solo elemento se pueden encontrar unos dos millones de registros y en los allanamientos se secuestraron más de 100 teléfonos, computadores, discos rígidos y otros elementos de almacenamiento de datos”, dijo Figueredo a manera de dimensionar el volumen de la información que debió extraerse y analizarse.

Entre los mensajes de texto reproducidos, sobresalió un audio en el que con un tono imperativo Correa se dirige a Diego Lüthers pidiéndole que “le pregunte a “Tato” si llevó a los pintores de Dual Core” a la casa de la Playa Unión.

“Que trabajen porque a los sueldos se los pago yo”, culminó Correa en el mensaje de audio que relaciona a varios de los imputados.

También se reprodujeron diálogos entre Juan Carlos “Tato” Ramón y Lüthers para que el primero le pase presupuestos para obras de reparación de viviendas oficiales a nombre de “Concretando”, a fin de disimular una falsa competencia con Dual Core, resultando esta última adjudicada finalmente.

Refieren a movimiento de materiales con mensajes entre Correa y los responsables de los corralones donde vendían materiales para la casa de Playa Unión; mensajes entre “Tato” Ramón y Correa relacionados con la auto adjudicación de las obras, además de comunicaciones entre el médico Juan Blasco, Lüthers, Sandro Figueroa y Correa por la construcción del edificio de consultorios.

Figueredo también exhibió fotos de presupuestos de obras presentadas por Dual Core, planos, creación de cuentas corrientes para la provisión de materiales y el envío de dinero de Lüthers a Figueroa para los gastos de construcción del edificio del consultorio de la calle Mitre de Rawson.

La jornada de este jueves fue agitada para jueces, fiscales y defensores debido a los cortes de ruta. A las 16 se decidió que Figueredo continúe el martes con su exposición respecto de más datos y conversaciones extraídas de los celulares y computadoras de los imputados. Será a partir de las 8.30 en la Oficina Judicial de Rawson. Se cree que Figueredo será el único expositor de la jornada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico