Los peritajes descartaron que el líquido derramado sobre la Ducós fuera PCB

La sustancia que el viernes derramaron sobre la avenida Ducós tres de los dieciséis transformadores de rezago que transportaba un camión resultó ser un aceite dieléctrico. En principio, los equipos de emergencia temían que el líquido derramado fuera PCB, nombre con el que se conoce a los bifenilos policlorados, una sustancia que antiguamente se utilizaba como refrigerante de transformadores, pero que es altamente tóxico y cancerígeno. Sin embargo, el área municipal de Ambiente comprobó que los artefactos habían sido descontaminados antes de preparar su envío como chatarra desde Pampa del Castillo hasta la localidad bonaerense de Quilmes.

El viernes, sobre las 17, un camión de una empresa de Buenos Aires que transportaba dieciséis transformadores de rezago, que habían pertenecido a la operadora Enap Sipetrol, sufrió la desestabilización de su carga sobre la avenida Ducós. Tres de los transformadores resultaron dañados y comenzaron a derramar líquido sobre la calzada. En principio, Defensa Civil montó un operativo y se interrumpió la circulación del tránsito por espacio de más de dos horas ya que se temía que el líquido derramado fuera PCB (bifenilo ploriclorado), que hasta hace dos décadas se utilizaba como refrigerante de transformadores y que es altamente tóxico y cancerígeno. Incluso uno de los transformadores tenía impresas las iniciales PCB.

Sin embargo, los peritajes determinaron que la sustancia era aceite dieléctrico, que no representa los peligros que conlleva el PCB. Así lo informó el subsecretario municipal de Ambiente, Daniel González, en diálogo con El Patagónico.

En el operativo se presentaron representantes de la compañía Omar Callazza y aclararon que los trasformadores eran transportados desde Pampa del Castillo hasta la localidad bonaerense de Quilmes después de ser descontaminados y comprados como chatarra.

La empresa de compra y venta de chatarra también se hizo cargo del operativo de saneamiento. Trasladaron los trasformadores a contenedores individuales, y se esparció, con ayuda del personal de Bomberos Voluntarios y Defensa Civil, arena y tierra sobre la calzada para que absorbiera el líquido.

“El camión fue trasladado a un centro de descontaminación ambiental. El propietario que es de Buenos Aires se hacía cargo de la descontaminación. La mayor preocupación que teníamos nosotros era que tuviera PCB porque uno de los transformadores lo tenía escrito. Estos transformadores pertenecían a Enap Sipetrol y han sido descontaminados por otra empresa y en ese momento estaban siendo transportados como chatarra”, describió González.

El funcionario dimensionó: “el fluido que tenían era una sustancia dieléctrica y tenemos que ver más allá de todo la responsabilidad de transportarlos con ese fluido. Lo bueno es que no tiene PCB”.

MULTAS POR DIVERSAS INFRACCIONES

Además, el titular de Defensa Civil, Miguel Vargas, aseveró que la empresa transportista será multada por diferentes irregularidades. “La Justicia dictaminará cuál será el destino de la carga y del acoplado y qué tipo de multa tienen que pagar. Tienen multa de tránsito, una multa por derrame, transitar sin la cartelería correspondiente, y tampoco contaban con una guía de ruta que se requiere”, enumeró en diálogo con este diario.

“Hay una serie una serie de elementos por los cuales se le hizo una multa. La Justicia determinó que quedará en guarda hasta que se hiciera la descontaminación de todos los elementos y el camión. El lunes se deberán presentar todos los papeles pertinentes para demostrar que los transformadores estaban descontaminados”, afirmó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico