Luego de 35 días, el padre fue recibido en el juzgado de Familia

Tardó más de un mes desde que empezó con una manifestación pacífica en la puerta del juzgado de la calle Pellegrini, pero este martes el hombre fue recibido por una autoridad de la Oficina de Familia. Se trata del papá que hace 9 meses no puede ver a su hija porque su expareja interrumpió el régimen de visitas.

Este martes volvieron al juzgado de la calle Pellegrini abuelas, padres y otros familiares que padecen la obstrucción de vínculos con sus hijos, nietos, sobrinos menores de edad. La protesta comenzó el pasado 24 de octubre, cuando M decidió ir a reclamar en la sede de los juzgados de Familia porque hace 9 meses no puede ver a su hija. Quien se lo impide es la jueza Guillermina Leontina Sosa, a través de una medida cautelar que él considera “injusta y arbitraria”.

Con un cartel pintado a mano con la leyenda “Basta de denuncias falsas”, el hombre no falta los martes y jueves en la vereda de la calle Pellegrini, frente a la Terminal. Se le sumaron otras personas que atraviesan idénticas situaciones por decisiones de los jueces Laura Lorenzoni, Jorgelina Castillo, Pablo Pérez y la citada Sosa.

Finalmente, este martes el papá logró que una autoridad lo recibiera y atendiera su reclamo, así como el de otros familiares que transitan similares situaciones. Hasta entonces le habían argumentado que estaban ocupados, tanto los jueces como sus secretarios.

María Enriqueta Madueño, prosecretaria administrativa de Oficina Judicial de Familia, fue quien lo invitó a pasar. “Lo único que hizo -y que estuvo bueno igual- es que nos explicó cómo están nuestros expedientes y, en mi caso, qué es lo que hay que solicitar por parte de mi abogado… un escrito, para que se mueva más rápido el expediente” contó el padre.

“LA MAYORIA DE LOS INFORMES DEL ETI SON NEGATIVOS PARA LOS HOMBRES”

El papá apuntó directamente al Equipo Técnico Interdisciplinario (ETI). “Le dejé entrever que acá uno de los inconvenientes es el ETI porque siempre los informes y resultados dan negativos y a la mayoría que le sucede es a los hombres. Lo negó, pero le respondí que es así porque las veces que he venido es así”.

Es que M entiende que desde el ETI “escuchan primeros los dichos de la otra parte y después se agarran de esos dichos y te acusan. No preguntan; te acusan primero”.

Añadió que la funcionaria pública “atendió a una madre y a un padre más” y que la manifestación continuará los martes y jueves por la mañana en la Oficina de Familia. “Vamos a estar presentes porque falta un montón para que mejoren las cosas y no tengamos que estar cada seis meses o un año volviendo por el mismo problema”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico