Luego de seis derrotas consecutivas, Elisa Carrió pudo ganar una elección

"Lilita" Carrió se postuló como diputada por Chaco y la Ciudad de Buenos Aires y también para presidenta. Tuvo dignos segundos puestos y aplastantes derrotas hasta el resultado de este domingo, que la coronaron como clara ganadora.

Elisa Carrió tuvo una histórica victoria como precandidata a diputada nacional por la Capital. Con más del 98 por ciento de los votos escrutados, se impone con el 49,6 por ciento sobre el 20,73 de Unidad Ciudadana y ella misma reconoció estar sorprendida luego de seis derrotas consecutivas. Entre postulaciones legislativas y presidenciales, ha sabido cosechar segundos puestos y algunas derrotas aplastantes.

En 1995 fue electa diputada nacional por el Chaco con la UCR, donde la lista salió segunda con el 30,46 por ciento, debajo del PJ que sacó el 39.49. El 1999 su lista, otra vez por la provincia del norte pero con la Alianza, salió primera con el 54,7 sobre el PJ, que sacó el 38,4.

Luego se postuló para la presidencia en 2003, cuando Carlos Menem se impuso en la primera vuelta con el 24,45, pero se bajó del balotaje ante Néstor Kirchner, quién había conseguido el 22,25. Carrió terminó quinta, debajo de Ricardo López Murphy y Adolfo Rodríguez Saa, con el 14,05.

En 2005 migró como diputada por la Ciudad, donde su lista sacó el 22,01 por ciento, debajo de la triunfante Alianza Propuesta Republicana que sacó el 34,09. 2007 la volvió a encontrar segunda en las presidenciales que llevaron a Cristina Kirchner a la presidencia con el 45,28, cuando Carrió sacó el 23,05.

En las siguientes elecciones para diputados bajó un escalón, donde el PRO quedó primero en la Ciudad, seguido por Proyecto Sur y luego el Acuerdo Cívico y Social de Carrió.

Peor le fue en las presidenciales de 2011, donde Cristina se impuso con el 47,98 y ella salió sexta con el 3,07. En 2013 mejoró mucho la puntería, cuando se volvió a postular como diputada por el distrito porteño y quedó segunda con el 32,21 por ciento, debajo de Sergio Bergman, que ganó con el 34,46.

Su último intento como candidata a presidenta fue en las PASO de Cambiemos de 2015, cuando cayó ante Maurcio Macri, que sacó el 81,33, luego el radical Ernesto Sanz, con el 11,10 y luego Carrió con un modesto 7,57.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico