Luque: "hay que estar atentos y no relajarnos"

El intendente comodorense puso énfasis el notorio aumento de casos de COVID-19 a nivel nacional e insistió sobre los cuidados individuales.

Ante el creciente aumento de contagios en el país durante la última semana, se encendieron las alarmas en todo el país con la llegada confirmada de la segunda ola de COVID-19. Como en los primeros meses de la cuarentena obligatoria en 2020, los números aumentaron primero notablemente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.

Sin embargo, con el precedente de las consecuencias posteriores en las provincias sobre mediados del año pasado, el intendente de Comodoro Rivadavia advirtió: “no podemos relajarnos. Si es necesario se analizarán medidas e insistimos sobre la responsabilidad individual al momento de establecer los cuidados”.

“Estamos nuevamente rondando los 10 mil casos diarios en el país, algo que no venía sucediendo desde el año pasado y es una preocupación porque claramente ha llegado la segunda ola”, expresó.

En ese marco, Juan Pablo Luque aclaró: “en Comodoro por el momento la situación no es grave, si bien hubo un pequeño aumento de los casos detectados, pero no podemos relajarnos y permitir que volvamos a tener los números de octubre y noviembre del año pasado, con la incertidumbre sobre el sistema de salud y la cantidad de camas, que es lo más importante”.

Al respecto, declaró: “estamos trabajando en un esquema donde pretendemos dar una información única a la población. Por el momento la situación no es grave, pero hay que estar atentos y no relajarnos. La idea es analizar un paquete de medidas en relación a los que ingresan a la ciudad, tanto por tierra, por aire o por mar, y a partir de allí anunciaremos algunas medidas”.

Luque reconoció que la vacunación provoca una tranquilidad respecto a la incertidumbre que se tenía con la primera ola, pero insistió en que no evita los contagios y que mientras van llegando nuevas dosis hay que seguir cuidando a los seres queridos.

“Estamos conformes con el ritmo de vacunación. En los últimos días llegaron más de un millón de dosis al país y eso garantizará la aplicación continua y la posibilidad de seguir inmunizando a las personas mayores y con factores de riesgo, que son los más vulnerables ante este virus. Sabemos que la vacuna no evita los contagios -y lo confirmamos con el resultado positivo del presidente Alberto Fernández- pero sí evitará muertes y por eso todos nos adherimos a esta esperanza”, sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico