Macri defendió a Albino y confirmó que seguirá asesorando a su gobierno

Describió como un "batallador" contra el hambre infantil al médico que el miércoles manifestó en el Senado que el preservativo no detiene la transmisión del HIV.

Desde Sudáfrica, donde participa en la X cumbre de los BRICS, el presidente Mauricio Macri se refirió a los polémicos dichos del médico Abel Albino, quien el miércoles en el Congreso, durante el debate por la despenalización del aborto, desestimó el uso de preservativos para la prevención de enfermedades.

“No los escuché. Vi que tuvo muchas críticas. No sé desde qué lugar se paró para decir esas cosas. He visto que técnicamente se las están rebatiendo. A la vez digo que Abel Albino trabaja para el Gobierno nacional desde su fundación creando centros de inclusión infantil. Es un batallador hace muchos años de eso. Tenemos que apostar a eso y dejar opiniones en otros campos que son opiniones de él”, lo defendió.

“¿Puede seguir vinculado al Gobierno un profesional que fue cuestionado técnicamente por sus colegas, por sociedades científicas e incluso por el propio ministro de Salud?”, consultó un periodista. “Puede porque su tarea es muy buena. En lo que trabaja él es reconocido no solo nacionalmente sino internacionalmente. El trabajo que él hace lo hace muy bien”, concluyó Macri.

FUERZAS ARMADAS

Macri también cuestionó a la dirigencia que rechaza los cambios que dispuso en las Fuerzas Armadas e insistió que el ajuste debe pasar por la “transformación” del Estado.

“Me impresiona que tanto dirigente que tiene que ser responsable y darle valor a su palabra no haya leído siquiera lo que hemos firmado, donde queda claro que las Fuerzas Armadas no van a participar en la seguridad interior”, planteó el presidente tras mantener reuniones con los presidentes de Rusia y de China, Vladimir Putin y Xi Jinping, y el primer ministro de India, Narendra Modi.

El presidente explicó que las Fuerzas Armadas trabajan en la actualidad “en una agenda que no tiene que ver con las necesidades del Siglo XXI”, y apuntó a “disponer de todos los recursos” para combatir el narcotráfico, el terrorismo, el cibercrimen, además de prepararse para participar en misiones de paz y contra las catástrofes climáticas.

“Si se quiere modificar (la ley de Seguridad Interior) que el Congreso haga un debate y la modernice. Nosotros con la existente y una reglamentación acorde, distinta a la que habían hecho en el Gobierno de los Kirchner, podemos trabajar perfectamente. Pero siempre se puede mejorar. Hoy vivimos en democracia y no hay ninguna posibilidad de que eso se altere. Ya no hay posibilidad de que tengamos conflictos bélicos con Brasil, con Chile. Hay que luchar contras las agresiones y los peligros que nos puedan acechar. Es sentido común”, insistió.

Macri viajó a Johannesburgo como presidente del G20, cuyos jefes de Estado se reunirán en Buenos Aires el 30 de noviembre y 1 de diciembre. El presidente mantiene reuniones para explorar consensos en la elaboración del documento que negocian las mayores potencias y el grupo de países emergentes con vistas al encuentro en Argentina. Además, anticipó que dialogó con sus pares de Rusia y China para acelerar futuras inversiones en el país que incluyen un puerto en Buenos Aires, centrales nucleares y distintos emprendimientos vinculados con Vaca Muerta.

CRISIS ECONOMICA

Respecto de las dificultades de la economía y los ajustes propuestos a partir del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el presidente explicó que lo que busca es reducir los gastos del Estado y dijo que ”los que agitan el fantasma del ajuste lo que están buscando es defender su privilegio, porque detrás de esos gastos que hay en el Estado descubrimos todos los días gente que tiene privilegios, que gana cosas que no tiene que ganar” Sobre la posibilidad de nuevos reajustes tarifarios, aceptó las dificultades que genera abonar los servicios, pero se defendió planteando que el camino alternativo “era llevarlos al colapso, como Venezuela”, que no tiene “agua corriente, tienen luz pocas horas del día o se han quedado sin transporte público”.

“Fueron a un sistema perverso de decir la energía es gratis, se regala todo. Eso es lo que estaba pasando en Argentina por tarifas que no representaban el costo del servicio. La energía vale, cuesta cara. Pero hoy estamos aprendiendo a consumir menos. Estas memes con las que me han cargado en los últimos meses en algo han servido para que todos aprendamos lo que podemos hacer y que permiten que el consumo baje a la mitad”, celebró.

Macri también fue consultado por los aportantes truchos detectados en la campaña electoral de Cambiemos. “La Justicia tiene que actuar y nosotros no tenemos nada que ocultar. La información está suministrada”, aseguró. No quiso profundizar sobre el tema, aunque volvió sobre la idea de impulsar una modernización del sistema electoral para evitar irregularidades.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico