Madre impidió al padre ver a su hija y fue condenada por obstruir el contacto

Era el 28 de diciembre. Un padre se hizo presente en el domicilio de la madre de su hija, que en ese entonces tenía 5 años. Quería verla, estar con ella. Lo invitaron a entrar, pero él se negó, desde la puerta vio que adentro estaban familiares de su expareja y una escribana, que tomaba nota del llanto de la niña.

El convenio de visitas al que habían llegado las partes no contemplaba el encuentro en la casa de la madre, entonces el hombre, a fin de no generar problemas, decidió retirarse del lugar sin su hija, ya que el contacto con ella le fue negado.

La mujer fue condenada en la Sala VII del Tribunal de Juicio, a la pena de seis meses de prisión de ejecución condicional por ser autora del delito de impedimento de contacto de hijos/as menores con padre/madre no conviviente, agravado por tratarse de una menor de diez años.

Ante esa disposición, la defensa interpuso recurso de casación, pero los jueces de la Sala III del Tribunal de Impugnación decidieron no hacer lugar al planteo. Luego denegaron también un recurso de inconstitucionalidad.

Los jueces dijeron que nadie de la familia paterna mantiene trato con la niña, ella, que cuenta con tíos, primos, abuelo y abuela se ve impedida, sin saberlo, de esta desunión de sus redes de contención, amor y protección.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico