Malas condiciones del tiempo impiden identificar si el nuevo indicio corresponde al Rigel

Las tareas del guardacostas Tango y del buque científico Angelescu para confirmar el nuevo indicio detectado a 90 metros de profundidad, podrían retomarse el sábado o domingo, según estimó Prefectura Naval.

Prefectura Naval Argentina (PNA) informó ayer por la tarde que a raíz de las “malas condiciones climáticas” en la zona de búsqueda donde desapareció el barco Rigel, “no será posible investigar si el nuevo indicio que apareció en las últimas horas corresponde al pesquero marplatense”, en el sector ubicado unos 220 kilómetros al suroeste de la costa de Rawson.

En la tarde del miércoles, la PNA había informado que el buque de investigación pesquera Víctor Angelescu, perteneciente al Instituto Nacional de Desarrollo Pesquero (Inidep), había detectado “un nuevo blanco de interés” y que “podría tratarse del Rigel”.

“A raíz de las condiciones climáticas que se viven en la zona de búsqueda, el guardacostas Tango sub-15 y el Angelescu no pueden operar, por lo que habrá que esperar a que mejore el tiempo”, aseguró la PNA.

Asimismo, informó que las tareas para confirmar el nuevo indicio, detectado a 90 metros de profundidad, “podrían retomarse el sábado o domingo”.

El pesquero había zarpado del puerto marplatense el 5 de junio tripulado por el capitán, Salvador Taliercio, el segundo patrón, Rodrigo Sanita, el jefe de máquinas, Néstor Rodríguez, el auxiliar Cristian Osorio y los marineros Rodrigo Blanco, Amadeo Jonatan, Nahuel Navarrete, Carlos Daniel Rodríguez y Pedro Mierez, para realizar la temporada de pesca del langostino.

El viernes 8 se produjo la última comunicación del Rigel, que comenzó a ser buscado las primeras horas del sábado 9, día en que fue recuperado el cuerpo del capitán, Salvador Taliercio, de 46 años, por el buque José Américo.

Al cuarto día de búsqueda, Prefectura informó que el pesquero Don Gaetano había encontrado material perteneciente a uno de los tripulantes del Rigel: se trataba de una caja de herramientas, cuatro rieles y elementos de pesca que estaban dentro de una bolsa celeste rotulada con el nombre del jefe de máquinas de la embarcación.

Hasta ahora solo se encontraron indicios del buque, como la radiobaliza, un salvavidas circular, una mancha oleosa y un tambor de 200 litros de aceite vacío.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico