Manifestantes antirrepresas denuncian que acompañantes de Frigerio los insultaron

Un reducido grupo de habitantes de la localidad de El Calafate que el viernes se instaló a la vera de una ruta para manifestar con una pancarta su oposición de la construcción de las represas hidroeléctricas, denunció públicamente que fue insultado por gente que conformaba la caravana que acompañó la visita del ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Caleta Olivia (agencia)

El portal digital Ahora Calafate señaló que habían comenzado a convocarse el jueves mediante mensajes de WhatsApp, citándose en la plazoleta Perito Moreno para desde allí dirigirse hasta el cruce de la Ruta Provincial 11 y el acceso al aeropuerto local.

Antes del encuentro, una de las participantes de nombre Sabina, habló con el programa Turno Mañana de FM Dimensión donde explicó que no cortarían esa ruta ni nada parecido y que solo harían una presencia para que el funcionario nacional visibilizara que El Calafate hay vecinos que rechazan el proyecto hidroeléctrico.

Los manifestantes que llevaron una pancarta de grandes dimensiones y carteles alusivos a su postura, lograron su objetivo ya que fueron observados por Frigerio.

También los divisaron quienes iban la extensa caravana de camionetas que seguía a la del ministro en dirección a una de las zonas del río Santa Cruz donde se levantarán las represas.

FUERTES EPITETOS

Más tarde varias mujeres que se manifestaron dijeron que desde algunos de los vehículos les tomaron fotografías, las grabaron y además algunos ocupantes de las camionetas les profirieron fuertes insultos, algunos de ellos irreproducibles.

“Pasaron varias camionetas con gente identificada con Cambiemos y de la empresa Represas Patagonia. Algunos bajaron los vidrios y nos insultaron”, dijeron al citado portal digital, asegurando que algunos individuos profirieron fuertes epítetos dirigidos puntualmente a las mujeres a quienes les gritaron frases groseras como la de cierto pedido de sexo oral.

“Los insultos vinieron de las camionetas en las que iba gente de Cambiemos y otros hombres que tenían camperas rojas de la empresa (constructora), pero la gente de a UOCRA no nos dijo nada”, relató otra de las manifestantes.

Precisó además: “iban camionetas grandes de color negro desde las que bajaban los vidrios y nos mostraban el pulgar hacia abajo y nos filmaron. Se reían, fue una sensación fea”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico