Manoseó a una niña de su familia y la Justicia lo condenó a un año de prisión en suspenso

El condenado fue juzgado por dos casos de abuso sexual simple que se registraron hace casi tres años. La víctima era menor de edad e integraba el grupo familiar del imputado. Este fue condenado a un año de prisión condicional y el cumplimiento de reglas de conducta por el plazo de 24 meses.

En la sala de audiencias de la Oficina Judicial de Sarmiento se desarrolló ayer la audiencia de lectura de la sentencia condenatoria contra un hombre imputado por el delito de abuso sexual simple en perjuicio de una menor de edad. La misma estuvo presidida por el juez penal Alejandro Rosales.

El magistrado resolvió condenar al acusado y en consecuencia le impuso la pena de un año de prisión en suspenso. También determinó que debe cumplir reglas de conducta por el periodo de dos años donde debe presentase en forma periódica ante un organismo de control.

Además debe abstenerse de establecer contacto con la víctima y consultar a un especialista a los fines determinar si es necesario que inicie un tratamiento psicológico.

Según la acusación del funcionario fiscal Julio Herrera la denuncia fue presentada en agosto de 2015 señalándose que el imputado efectuó tocamientos impúdicos contra una adolescente que integraba su grupo familiar.

La propia Fiscalía informó que un informe de UNICEF sostiene que los niños, niñas y adolescentes que han sido o son abusados sexualmente pueden mostrarse aparentemente asintomáticos. Muchos manifiestan síntomas que no son específicos ni exclusivos del abuso, sino que se asemejan a otros tipos de trauma como pueden ser el maltrato físico y emocional, haber sido testigos de violencia o haber vivido catástrofes.

Las manifestaciones adquieren diferentes expresiones súbitas o solapadas como el incremento de pesadillas y problemas para dormir, conducta retraída, estallidos de angustia, ansiedad, depresión, rechazo a quedarse solos con una persona en particular, conocimiento inapropiado para la edad acerca de la sexualidad que se manifiesta mediante conductas y lenguaje sexualizados.

En tanto, los niños menores de tres años pueden presentar lesiones genitales y reacciones inespecíficas que, en un principio, parecen inexplicables: irritabilidad, rechazos, regresiones, llanto, trastornos del sueño y el apetito.

Ante un caso de presunto abuso sexual, el organismo fiscal informa que en Sarmiento la víctima o sus familiares pueden concurrir al edificio ubicado sobre la avenida Ingeniero Coronel 556 o llamar al teléfono 4898090 o 4898067. También atienden en las oficinas de la calle 28 de Julio 430 y el teléfono 4898327.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico