Más que un embrujo, una caja de Pandora

Decidió renunciar antes que lo echaran. En el partido gobernante no es momento para las internas. Detenidos y a las puertas de la desafiliación. Las escuchas que ponene nerviosos a unos cuantos. El sospechoso para el fiscal del caso Correa. Cuentas en rojo y sueldo. La hora de recurrir a los ahorros

Uno que renunció

Rubén Reinoso, conocido por el apodo de “Bedo”, presentó el viernes su renuncia como gerente de CORFO. En la nota de alejamiento, dirigida -con agradecimientos- al gobernador Mariano Arcioni, el exfuncionario alude razones personales.

Reinoso es una de las personas que aparece mencionada en la causa madre del operativo “El Embrujo” y que no es otra que la relativa a los sobreprecios de varios elementos que se compraron desde el Estado para atender la emergencia climática en Comodoro Rivadavia del año pasado.

Arcioni ya había solicitado la presentación de renuncias de varios de esos funcionarios, pero Reinoso es el primero que, ante las circunstancias, decidió irse por su cuenta. En Rawson se asegura que, si en los primeros días de esta semana no se presentan esas renuncias, Arcioni esta vez se las pedirá en forma pública.

Se posterga la interna

Con el escándalo que desataron las detenciones de los exfuncionarios Diego Correa y Diego Lüters, más todo lo que está trascendiendo del resultado de los allanamientos y escuchas telefónicas por defraudación al Estado, Chubut Somos Todos entró en shock y confusión.

El partido que fundó Mario Das Neves ya estaba encaminado a una interna, que había comenzado cuando un sector pretendió avanzar en alianzas con el PJ para las próximas elecciones, y otro, el núcleo duro, se hizo fuerte en la decisión de renovar la conducción primero y luego pensar en futuros frentes.

El escándalo y sus vinculaciones derivaron en que todo Chubut Somos Todos, incluso por redes sociales -donde algunos son habituales usuarios-, se llamara a silencio. Después, cada uno por su lado, coincidió en que lo mejor era evitar cualquier tipo de confrontación, que agrande la brecha y genere acusaciones cruzadas.

Por esa razón, en silencio y muy alejado de los centros urbanos, el congreso partidario se reunió en Paso de Indios el sábado y decidió prorrogar mandatos hasta el 7 de agosto, día en el que se comenzará a pensar en la interna y se espera, ya con el escándalo como cosa del pasado.

Desafiliaciones en puerta

En el congreso partidario de Chubut Somos Todos, encabezado entre otros por el diputado provincial Jerónimo García, Rafael Cambareri y la diputada nacional Rosa Muñoz, también se analizó la situación de la provincia. Tangencialmente se habló del escándalo y se repasó en extenso lo que puede pasar si el gobernador Arcioni cumple con el decreto de ajuste de gasto público.

Respecto a las detenciones por la causa “El Embrujo”, el congreso decidió derivar al Tribunal de Disciplina el análisis de las posibles expulsiones partidarias de Diego Correa y Diego Lüters. Sucede que, si bien quieren tomar distancia y todos quieren olvidarse del extitular de la Unidad Gobernador, todos en su momento hablaron maravillas del acompañamiento de Correa, hasta último momento, a Mario Das Neves.

Por lo pronto será el Tribunal de Disciplina que lo resuelva y que seguramente apuntará a esperar que la Justicia juzgue a quienes hoy están detenidos e imputados por haber conformado una asociación ilícita para defraudar al Estado. Lo que se dice presunción de inocencia en el plano judicial, y tirar la pelota para delante según una definición más política y cotidiana.

Molestias

En el congreso partidario también se habló de los alcances del decreto mediante el cual el gobernador Mariano Arcioni, a la postre vicepresidente primero de Chubut SomosTodos, piensa avanzar en el control o refuncionalización del gasto público.

La determinación de pagar el sueldo de manera escalonada, que paralizó los servicios y puso a los gremios y empleados estatales en plan de lucha, fue uno de los ejes de análisis. Pero el Congreso se detuvo más en lo que puede pasar con la reducción de horas extras, cátedra y de guardia, y con la baja de asesores.

Sucede que, así como circularon los audios de las escuchas telefónicas, por Rawson también se conocieron informalmente los nombres de los asesores que serán dados de baja, todos obviamente vinculados al partido y puestos en esos cargos que aparentemente, a juzgar por lo dispuesto por el actual gobernador, no cumplían función alguna.

Rosa Muñoz, compañera de fórmula y diputada nacional gracias a la renuncia de Arcioni de asumir la banca -para quedarse al frente de la gobernación-, aseguró que se le pedirá al gobernador que se analice caso por caso, tanto en la reducción de horas como en el cese de funciones.

“Hay gente que le puso el pecho porque sienten el proyecto. Por eso yo comparto esta preocupación por el decreto. Hay gente que viene trabajando, muchos militantes hace muchos años”, dijo la diputada, que parece ver con buenos ojos que por trabajo militante partidario se le debe dar a quien lo realiza un puesto en el Estado.

El hombre detrás de las filtraciones

El expresidente del Banco Chubut y expresidente de la Casa del Chubut, Carlos García Lorea, envió una nota al fiscal federal Fernando Gelvez en la que se deslinda de la velada acusación que el procurador general, Jorge Miquelarena, hizo respecto a que era el responsable, desde Buenos Aires, de informarle a Diego Correa de la investigación en su contra.

García Lorea, quien le presentó a Diego Correa a su amigo Mario Das Neves, cuando este dirigía la Aduana, también rechazó asesorar al ahora exresponsable de la Unidad Gobernador sobre los pasos a seguir, cuando la imputación ni la detención existían.

El expresidente del Banco Chubut, según la hipótesis de Miquelarena, llegó a tener la información sobre lo que estaba pasando en la investigación y los pasos que daban los fiscales, por continuar manteniendo buenos contactos con los servicios de inteligencia y fuerzas en general, como los que tenía cuando, hace muchos años, puso atención en las condiciones de Correa, entonces un joven policía de la Federal asignado en la Aduana.

Las escuchas

Lo cierto es que, como si se tratase de un culebrón venezolano, gran parte de la sociedad chubutense está asombrada y morbosa con las escuchas telefónicas que, hace tiempo circulan, y que algunas radios decidieron poner al aire, con todo lo que esto implica.

En las escuchas, entre las que trascendieron, se constata lo que se sabía que era la gran influencia que Correa tenía por su cercanía a Das Neves, y lo más importante cómo el fiscal de Estado, Diego Martínez Zapata, le da consejos también en lo previo a la imputación.

Eso, al margen del dato concreto y llamativo de un informe de situación a Correa, por parte del entonces ministro de Gobierno, Pablo Durán, sobre el funcionamiento de las cámaras de video de seguridad en Rawson.

El resto de las escuchas, como se dijo, son parte de un culebrón que contiene diálogos que habilitan a pensar en presuntas infidelidades, que fueron tal vez las que determinaron que la defensa pública se haya tenido que hacer cargo inicialmente del patrocinio de Natalia McLeod, esposa de Correa.

Nada fue un error

El jueves, cuando estaba allanando una vivienda de Playa Unión, donde se encontró importante documentación, entre ella cheques en blanco con una firma que podría ser la del exgobernador Mario Das Neves, el fiscal Alex Williams recibió una angustiosa llamada de su esposa desde Puerto Madryn.

En la comunicación, la mujer le comentó que la policía pretendía allanar su casa, con una orden del juez César Zaratiegui, en búsqueda de elementos robados. El fiscal, luego de darle instrucciones a su esposa, llamó inmediatamente al juez, quien entendió el error y canceló el allanamiento.

“Si fue un error, tendrán que justificarlo y si fue otra amenaza velada, les digo que no se preocupen. No nos vamos a detener, vamos a seguir avanzando en esta causa hasta las últimas consecuencias”, señaló el jefe de Fiscales, Jorge Miquelarena, quien estaba en ese momento al lado de Williams en el allanamiento de Playa Unión.

Alternativas

El ministro de Salud de la provincia, Ignacio Hernández, aseguró el viernes en Comodoro Rivadavia, donde fue abordado por los trabajadores en protesta del Hospital Regional, que el pago escalonado era como mínimo injusto.

Con los médicos de retención hasta el 23, día en el que recién cobrarán sus sueldos, el funcionario reconoció que la forma de pago generó inconvenientes y se pronunció a favor de “buscar alternativas” que, dijo, presentará en la próxima reunión de Gabinete.

Hernández no solo tendrá que lograr que se revierta el pago escalonado, también deberá batallar para generar una revisión de la cancelación de horas guardias que, se sabe, en el sistema de Salud, y sobre todo en el Regional, no son un gasto superfluo y un abuso, sino la forma que tiene el Estado de incentivar a los trabajadores a brindar más servicio ya que así lo requiere la falta de recurso humano.

Los números en rojo intenso

El directorio del ISSyS, en ese momento todavía sin Miguel Arnaudo como nuevo titular, decidió el jueves dejar sin efecto la designación de María Eugenia Felicetti en el instituto donde, se aseguró, cumplía funciones de prensa, por las que cobraba 74 mil pesos mensuales.

Felicetti es la esposa de Diego Lüters, detenido por la causa de asociación ilícita, y según las investigaciones existen sospechas que desde ese organismo, facilitaba las licitaciones que le permitían a las presuntas empresas de Diego Correa obtener el derecho y cobro para realizar servicios, entre ellos alquileres de carpas para eventos y sonido para varios actos.

El vocal por los activos, Alfredo Prior, explicó que la esposa de Lüters había pedido licencia por “estrés agudo”, tras la detención de su marido, y que al ser personal político no podía acceder a ese beneficio.

Prior también dijo que, curiosamente, las empresas contratadas no fueron a cobrar varios cheques porque, ya en el medio de la investigación, los habituales contactos dejaron de contestar y las empresas no tenían un domicilio físico real.

Respecto a la situación del organismo, Prior recordó que la deuda de Provincia es de 505 millones de pesos.

La frase que hizo ruido

El gobernador Mariano Arcioni trata de mantener la calma y explicar que debió adoptar estas duras determinaciones, como el pago escalonado de sueldos, por la crítica situación en la que se encuentra la provincia.

En el medio de estas fundamentaciones, el titular del Ejecutivo Provincial sorprendió y enojó a algunos empleados estatales cuando confirmó que el mes próximo se pagará de la misma manera.

En ese sentido, al volver a pedir paciencia, Arcioni pronunció una frase que hizo ruido: aseguró que le llamaba la atención que algunos empleados del Estado, entre ellos los que cobrarán recién después del 23, “no tengan capacidad de ahorro” para aguantar este mes, refiriéndose a los que más sueldo perciben.

Por otro lado, curiosamente, dijo estar orgulloso porque este mes iba a ser el primero, desde octubre, que la provincia estaba pagando los sueldos sin la ayuda de Nación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico