Mayweather: "siempre será recordado como un ganador"

El invicto estadounidense estableció la mejor marca de todos los tiempos en boxeo con su victoria número 50 en una velada que se realizó en Las Vegas.

El ex multicampeón invicto estadounidense Floyd Mayweather celebró que siempre será "recordado como un ganador", luego de establecer en la madrugada de ayer la mejor marca de todos los tiempos en boxeo con su victoria número 50 ante el irlandés Conor McGregor, luchador de artes marciales mixtas, en una velada que se organizó en Las Vegas, Estados Unidos.
"Money", de 40 años, destacó ese aspecto tras admitir que no tuvo su mejor rendimiento en el T-Mobile Arena, donde regresó a la actividad después de su última presentación como profesional, el 12 de septiembre de 2015, cuando venció al haitiano André Berto en el MGM Grand Garden de la misma ciudad estadounidense.
"He tenido grandes combates, algunos muy aburridos, pero al final del día siempre seré recordado como un ganador. Hice el boxeo que necesitaba para ganar y el resto no tiene importancia", afirmó en conferencia de prensa.
"Nada es perfecto, sólo mi marca profesional", presumió el estadounidense, que llegó a 50 victorias en su carrera (27 por nocáut) y superó el registro de su legendario compatriota Rocky Marciano (49-0), alcanzado entre 1948 y 1956.
Mayweather, acreedor de una bolsa de 100 millones de dólares, explicó que fue una estrategia la postura conservadora de los primeros asaltos: "No tenía porqué desgastarme, aunque estaba perfectamente preparado".
Por esa razón, se despreocupó por las especulaciones y eventuales críticas sobre su rendimiento ante un rival de 29 años que debutaba como profesional en el boxeo. "No me importa lo que digan, una victoria siempre es una victoria, sin tener en cuenta la manera como se consigue", enseñó.
El ex campeón mundial en cinco categorías diferentes cuestionó los goles recibidos en su nuca por parte del rival. "Se lo dije al árbitro, pero lo deje seguir, porque sabía que iba a ganarlo sin problemas. Mi plan era dejarlo que tirará, se cansara y después lo que todos vieron: ser más agresivo para colocar los golpes que necesitaba para ganar", puntualizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico