Mazú: "sin Ley de Emergencia Petrolera hubiera sido difícil negociar con YPF"

El presidente de la Comisión de Energía de la Legislatura destacó que el instrumento legal logró que se retrotrajeran los telegramas de despido y que haya un anuncio de inversiones por parte de esa empresa para exploración y perforación en nuevas áreas.

Caleta Olivia (agencia)

El jefe de la bancada de diputados provinciales del PJ-FPV, Matías Mazú, dijo que fue un alivio para la industria petrolera santacruceña el hecho de que YPF haya aceptado retrotraer centenares de telegramas de despido y confirmado que invertirá 340 millones de dólares en los yacimientos de esta provincia.

El legislador sostuvo que fue evidente que por muchos meses “la crisis en esta industria nos golpeó muy fuerte” pero ahora el panorama ha comenzado a cambiar.

Admitió que ello fue posible en gran parte al hecho que el Gobierno provincial “puso en valor una herramienta que posibilitó preservar la paz social, cual es la Ley de Emergencia Hidrocarburífera (N° 3.555)” promovida por el comisionado de fomento Cañadón Seco, Jorge Soloaga.

“Es bien sabido que el petróleo es una cuestión estratégica para nuestra provincia y nosotros venimos trabajando constantemente en este tema” puntualizó Mazú, quien preside la Comisión de Energía de la Legislatura.

En ese contexto remarcó que la Ley 3535 “se constituyó en una herramienta de vital importancia” y de manera particular cuando fue prorrogada “porque al caer su inicial vigencia de 180 días los telegramas volvieron a aparecer en escena”.

Recordó que “a partir de ese momento, todos los sectores se unieron con un objetivo común, cual fue el de defender las fuentes laborales y la actividad petrolera y me refiero tanto a los trabadores a través de sus sindicatos, como a diputados y al Gobierno provincial”.

“Finalmente logramos que se retrotrajeran los telegramas de despido y que haya un anuncio de inversiones por parte de YPF para exploración y perforación en nuevas áreas, lo que llevará a que se reactive la producción y se garanticen los puestos de trabajo”.

Consecuentemente, reiteró que “si no hubiese existido esa ley hubiera sido difícil que la empresa estatal YPF diera marcha atrás, pero también tuvieron ponderación las acciones y presiones que ejercieron los trabajadores”.

Recordó que la citada norma legal también contempla la creación de un Consejo Hidrocarburífero “que deberá observar y controlar todo lo que se ha logrado y todo lo que se ha firmado en las distintas negociaciones con las operadoras”.

CONFICTO EN RIO TURBIO

Finalmente, al ser consultado sobre la crisis desatada en la cuenca carbonífera por los masivos telegramas de despido que remitió Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT), Mazú manifestó que la intervención de esa empresa no quiere entender que la solución a ese conflicto es poner en marcha la Mega Usina “para comenzar a producir (energía) y de esta manera lograr la paz social que hoy se ha logrado en el sector petrolero”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico