"Me hizo comer excrementos"

Un ex combatiente de la guerra de Malvinas que denuncia haber sido torturado por oficiales durante el conflicto bélico, le envió una carta al juez federal de Tierra del Fuego que investiga esos apremios y le pidió "justicia después de 37 años".

Silvio Eduardo Katz, el denunciante, aseguró que el ex subteniente del Ejército Eduardo Flores Ardonio lo “estaqueó en el agua helada” y le “hizo comer excrementos”, mientras lo insultaba “por su condición de judío”, entre otros maltratos físicos y psicológicos.

Katz es querellante en la causa 1777/07 impulsada por el Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas de la ciudad de La Plata (CECIM) donde se investigan desde 2007 decenas de torturas a soldados durante la guerra.

El juez subrogante del Juzgado Federal de Río Grande, Federico Calvete, citó a indagatoria -en diciembre del año pasado- a 18 oficiales y suboficiales de las fuerzas armadas involucrados pero ese trámite aún no se concretó.

“Te escribo de ciudadano a ciudadano. Mi intención es contarte que hace 37 años busco justicia y no se lo digo al juez federal (que bastante se ocupa desde su cargo) sino al Federico ser humano”, comienza la carta firmada por Katz.

El ex combatiente describió luego el “dolor en el alma” que siente al tener que explicarles a sus dos hijos de 14 y 17 años que “la persona que lo torturó sigue sin dar la cara”, mientras él todavía “sufre en el corazón las terribles humillaciones propinadas en 1982”.

“También tengo que explicarles que teniendo una medalla del Congreso Nacional, no la uso, esperando que se la quiten al que en realidad y mediante delitos de lesa humanidad, traicionó a su Nación torturando a compatriotas que ‘solo’ íbamos a entregar la vida por nuestra patria”, prosiguió el escrito dirigido al juez Calvete.

¿LESA HUMANIDAD?

En su misivia, Katz también señaló que “junto a otros tantos ex combatientes de Malvinas” esperaba el día en que se produzcan finalmente las primeras indagatorias.

“Sabrás comprender qué difícil es el día a día en una vida plagada de preguntas sin respuestas, y de ver compañeros morir a diario sin justicia, lo que ahonda mi dolor y mi desesperado pedido de ayuda”, sostuvo el ex soldado en la parte final de la carta a la que accedió Télam.

La causa caratulada “Pierre Pedro Valentín y otros sobre delito de acción pública”, surgió a partir de los testimonios de soldados tras el regreso de la guerra de 1982.

La denuncia fue radicada en 2007 con la presentación de las primeras 25 denuncias por parte de Pablo Vassel, entonces secretario de Derechos Humanos de Corrientes y tomó impulso a raíz de acciones promovidas por el CECIM, que reveló 105 hechos de torturas y 95 militares involucrados.

El caso todavía tiene pendiente una discusión judicial paralela, acerca de si se trata de delitos de lesa humanidad, y por lo tanto no sujetos a prescripción.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico