"Me mandé una cagada con la abuela", dijo la adolescente

Una mujer de 92 años fue asfixiada y su nieta de 13 años confesó el hecho a la policía. La situación se habría desatado tras una fuerte discusión.

Tal como informó El Patagónico en la tarde del martes, una mujer de 92 años fue asesinada por asfixia en la localidad de Caleta Olivia y su nieta de apenas 13 años confesó el crimen, según informaron fuentes de la investigación. La víctima fue encontrada en su cama y la principal hipótesis que maneja la justicia es que la habría ahogado luego de una discusión.

Fuentes policiales informaron que el crimen ocurrió en la casa ubicada sobre calle Castelli al 1000 del barrio Miramar. Personal de la Oficina de Protección de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes fue advertido del hecho y pidió presencia policial por “encontrarse una persona sin vida”.

Al llegar al lugar, los policías entrevistaron a una mujer de 39 años que indicó que su abuela estaba sin vida en su habitación. Al ingresar, los efectivos comprobaron que la anciana estaba muerta sobre una cama de dos plazas, en posición cúbito dorsal, cubierta hasta la mitad del cuerpo con la ropa de cama.

Además, se detalló que detrás de la cama se encontraba un mueble de madera con aberturas de vidrios con “restos de cristales esparcidos sobre su lateral derecho y sobre el suelo del mismo sector”.

Medios locales informaron que luego del crimen, la menor envió un mensaje de WhatsApp a una tía y le confesó lo ocurrido. “Me mandé una cagada con la abuela”, reflejó La Opinión Zona Norte.

Al llegar el médico policial constató el deceso de la mujer mientras que la menor de 13 acudió junto a su mamá a la Oficina de la Niñez donde confesó que “a raíz de mantener una disputa verbal con su abuela, la habría asfixiado dentro de su domicilio”.

Tras confesar el crimen, el informe policial indicó que “la presunta causante” quedó “bajo la guarda de la autoridad de aplicación”. Además, el juez penal subrogante dio intervención a personal médico del Centro de Salud Mental.

Como parte de la investigación, personal de la DDI realizó el relevamiento y levantamiento de cámaras de seguridad ubicadas en la zona donde ocurrió el homicidio, mientras que en el lugar trabajó personal criminalístico y médico forense. Además, se tomaron declaraciones a familiares de la menor.

Si bien la joven planteó que había mantenido una discusión con su abuela, no trascendió la causa del presunto conflicto. De acuerdo a los primeros testimonios, ambas mantenían una relación “normal” de manera que se investiga qué llevó al trágico desenlace.

OTROS MENORES VIOLENTOS

Caleta Olivia había sido noticia hace aproximadamente dos meses, también por un episodio que involucró a menores de edad. En aquel momento, dos adolescentes de 13 años protagonizaron otro violento hecho, cuando apuñalaron a una chica de 12 en la cabeza y el cuello. A causa de las heridas, la menor permaneció internada y su hermana indicó en las redes sociales que la causa de la agresión fue “por un chico”.

La agresión ocurrió durante los festejos por el día del estudiante y la víctima sufrió dos paros cardíacos en el Hospital Zonal de Caleta Olivia, donde tuvo que ser reanimada. Allí permaneció en grave estado durante varios días hasta que logró recuperarse. Sin embargo, las primeras horas fueron alarmantes dado que a la familia le habían dicho que podía quedar con “muerte cerebral”.

En cuanto a las agresoras, trascendió que al ser menores de edad, ambas resultaron inimputables, de manera que fueron detenidas el mismo día del ataque y luego entregadas a sus familias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico