"Mi mamá miraba toda la degeneración que mi papá hacía con las nenas"

Aberrante testimonio sobre los supuestos abusos dentro de una familia.

"Les pregunté a mis hijas de 12 y 11 años que pasaba en la casa de sus abuelos, y la mayor me contó que las abusaban. Que cuando estaban en la casa de mi mamá, el abuelo la agarraba de los pelos y la metía en la pieza. Las ataban, y le ponían algo en la boca para que no griten. Mi mamá se sentaba a observar y mientras consumía droga, ella miraba todo lo que mi papá hacía con la nena, toda la degeneración que te puedas imaginar le hacían. La ataban las manos, los pies y le pegaban".

El testimonio de Nancy Ojeda es escabroso, pero más lo es aún que el acusado, es decir, su progenitor, está en libertad. Nancy habló con cronica.com.ar, y relató cómo fue que se enteró que su padre habría abusado de sus hijas, de 12 y 11 años, y de sus propios hermanos en la vivienda situada en barrio Lamas. Mientras que su madre también habría sido cómplice de los aberrantes episodios.

La denuncia está realizada en la comisaría de la Mujer de José C. Paz, pero hasta el momento nada cambió, el denunciado sigue en la casa donde se habrían perpetrado los abusos de forma reiterada.

"Me dicen que la Justicia es lenta, que tengo que esperar, no me atiende nadie", remarcó Nancy. "Tengo una carpeta llena de papeles, por abuso, hostigamiento, y golpizas", agregó.

Según contó Nancy, el pasado 8 de noviembre su hermana menor de 13 años, que también habría sido víctima de abuso sexual, estuvo internada en el hospital Mercante por un intento de quitarse la vida y fue en esas circunstancias que develó el calvario por el que tuvo tres intentos de suicidio.

"Fui a visitar a mi hermana al hospital y ella me dice que no deje más a mis hijas en lo de papá y mamá- `No las dejes más ahí, cuidalas, papá es un monstruo, yo no quiero volver más ahí, yo no quiero volver hasta que él se vaya, él hace cosas malas-me dice", relató Nancy.

"Yo le pregunté si le hacías `cosas malas`-¿Él te hizo algo? -y ella lloraba, lloraba, lloraba, y me abrazaba", contó Nancy. Y agregó: "El abuso venía pasando hace unos meses, y yo no me daba cuenta". De acuerdo al testimonio de Nancy, su hermana también habría sufrido abuso sexual de parte de su progenitor, aunque en el hospital no alcanzaron a hacerle los estudios ginecológicos. "Mi mamá se la llevó con el alta voluntaria, y nadie intervino", sostuvo Nancy.

Inmediatamente, el testimonio de su hermana de 13 años fue suficiente para que Nancy les pregunte a sus hijas qué pasaba cuando iban a la casa de sus abuelos. "Les pregunté a mis hijas de 12 y 11 años que pasaba en la casa de sus abuelos, y la mayor me contó que las abusaban. Que cuando estaban en la casa de mi mamá, el abuelo la agarraba de los pelos y la metía en la pieza. Las ataban, y le ponían algo en la boca para que no griten. Mi mamá se sentaba a observar y mientras consumía droga, ella miraba todo lo que mi papá hacía con la nena, toda la degeneración que te puedas imaginar le hacían. La ataban las manos, los pies y le pegaban", relató Nancy que supone que los episodios se habrían estado repitiendo hace cuatro o cinco meses.

El relato es aberrante. Ensordecedor. Según contó Nancy, su propia progenitora habría sido la que "preparaba a los menores" para que luego su esposo ejecute el abuso. "Ella le preguntaba a mi papá ¿A quién querés hoy? Le preguntaba para que él elija entre mis hijas, o mis hermanos de 13 y 15 años. Entonces ella los preparaba, a mis hermanos los drogaba, con aceite de cannabis", denunció Nancy.

Tras el testimonio de sus hijas, Nancy llevó a las menores al hospital Mercante donde las pericias médicas dieron positivo. Asimismo, Cuerpo Forense confirmó el abuso denunciado, y la cámara gesell a la que fueron sometidas las menores, también, según contó la denunciante en diálogo con este medio.

Sin embargo, los acusados continúan en libertad plena. Incluso, Nancy contó que cuando salió a la luz la situación del presunto abuso sexual de su hermana, a raíz del intento de suicidio que tuvo, su progenitora denunció a su marido por violencia de género y la Justicia le ordenó una perimetral, sin embargo, la misma no se cumple, ya que el hombre sigue bajo el mismo techo.

En esa línea, sostuvo que "los sigue haciendo", a los presuntos abusos sexuales, y agregó: "Todos saben lo que pasa en la casa, pero todos lo cubren", exclamó la denunciante respecto a los otros integrantes de su familia.

Al ser consultada sobre la respuesta que le dan de parte de los organismos de la Justicia, Nancy respondió: "Me dicen que es lento, que yo tengo que esperar, pero me cansé, por eso acudí a Crónica".

Fuente: crónica.com.ar

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico