Molares quedó más cerca de la extradición a Colombia

El juez federal Guido Otranto declaró "parcialmente procedente" el pedido de extradición del residente de Trevelin solicitado por Colombia, acusado de integrar las FARC.

El juez federal de Esquel, Guido Otranto –el mismo que fue separado de la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado-, declaró este lunes “parcialmente procedente” la solicitud de extradición realizada por el Gobierno de Colombia contra el fotoperiodista chubutense Facundo Molares Schoenfeld.

El pedido se basa en una causa en la que se lo acusa por presuntos delitos cometidos como integrante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) de aquel país.

La decisión se comunicó en una audiencia virtual donde participaron Molares Schoenfeld, quien está detenido en el penal de Ezeiza; y las partes. Allí el juez declaró “parcialmente procedente” la extradición, centrándola en los delitos de “secuestro extorsivo agravado, homicidio agravado y hurto calificado”, y anunció que el jueves se conocerán los fundamentos completos de la sentencia.

El magistrado se refirió al secuestro del concejal colombiano José Armando Acuña Molina, donde Molares habría tenido la tarea de custodiarlo durante parte de su cautiverio, según consignó Otranto, y a la emboscada a una patrulla policial para robar sus armas por parte de las FARC.

Sin embargo, el juez consideró “improcedente” extraditarlo “por los delitos de terrorismo”, así como otros reclamados por la Justicia colombiana, al tiempo que solicitó al Gobierno nacional que, por medio de la Cancillería, “requiera a Colombia se garanticen las condiciones de detención” de Molares Schoenfeld para que se “preserve su vida”, puesto que su defensa había asegurado que podría ser asesinado si era enviado a ese país.

La defensa que ejercen los abogados Gustavo Franquet y Eduardo Soares, anticipó que apelará la resolución. “La sentencia es malísima. El juez le hizo caso a la fiscalía, que pedía sacarse el problema de encima y tirárselo a la Corte Suprema”, apuntó Franquet.

Para el letrado, “el juez plantea que el fuero común colombiano tiene competencia y está demostrado que no tiene competencia en casos como este, por lo tanto no puede. Creemos que es un fallo pésimo y el juez federal lo que hace es lavarse las manos. Mientras tanto, Facundo Molares sigue preso”, añadió.

Antes del veredicto, Molares Schoenfeld tuvo la palabra y pidió “un fallo favorable (rechazando la extradición) que haga Justicia”, además de contar que desde niño siente “la necesidad de luchar por la Justicia, un imperativo ético y moral que tienen muchos jóvenes”.

“Opté por tomar partido por la lucha por la justicia social y la igualdad de los seres humanos, esa lucha me llevó a tomar decisiones de mucho compromiso. Entre ellas la más importante fue vincularme a una lucha en un país hermano, en la que invertí casi la mitad de mi vida y aprendí mucho”, sostuvo sobre su militancia de más de una década en Colombia.

Convocó a “comprometernos por la lucha por una sociedad más justa donde no haya explotadores y explotados”, y ratificó: “Mi incorporación a la lucha en Colombia fue una incorporación política, y la reivindico todavía. Era justa”.

Fuente: Radio Cadena 3

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico