Montesino denunció que el Estado provincial lo persigue por reclamar mejoras salariales para los policías

El suboficial expulsado de la Policía del Chubut presentó una acción judicial de amparo para que pueda reintegrarse a esa fuerza. Reconoció que sacó a dos condenados para realizar tareas porque "el sistema de la alcaidía permite retirar detenidos sin autorización de la Justicia". Denunció persecución por parte del Gobierno provincial por reclamar aumentos salariales como integrante del Consejo de Bienestar Policial.

El sargento Cristian Montesino fue echado de la Policía de Chubut por decisión del Gobierno provincial, tras un sumario iniciado en 2018, donde se lo responsabiliza de haber sacado a dos presos de la alcaidía policial y que estos regresaron borrachos al centro de reclusión. El policía consideró que la decisión de expulsarlo de esa fuerza obedece a que lidera los reclamos salariales de sus compañeros de Comodoro Rivadavia y argumentó: “el sistema de la alcaidía permite retirar detenido sin autorización de la Justicia”.

“Hasta la fecha no se ha cambiado. Sigue siendo el mismo sistema donde está la libertad de retirar detenidos sin la autorización de la Justicia. Yo desde que llegué a la alcaidía siempre lo veía. Era parte de la parte de mantenimiento y retiraba internos para hacer trabajos de mantenimiento interno y externo del sector”, se defendió.

“Yo no era que me iba de las normas de la alcaidía sino que era parte del trabajo. Es más yo dejo los detenidos dentro de la alcaidía y me retiro como siempre lo hacía. Después pasaron hechos de los cuales no me noticié porque partí a Rawson por la mesa salarial (en la que debía participar como representante del Consejo de Bienestar Policial)”, detalló.

Montesino afirmó que se enteró del sumario cuando se comunicó con el comisario Ricardo Cerdá, jefe de la Unidad Regional de Policía. “El me escribe que ‘hay un problema bastante grande. Te fuiste con los internos al parque’. Yo pregunté quién lo dijo eso. Todo el acto administrativo se basa en las cartas de dos internos que estaban privados de su libertad, aislados uno del otro”, afirmó.

“He tratado que la verdad se sepa y la verdad es que dentro de la alcaidía hay un sistema en que nos vemos inmersos a cometer actos que realmente no están a derecho que para mí era común y quizás muchos lo veían que estaba con internos regando el patio o arreglando el patio. Era tan así el sistema que yo no me daba cuenta de la falta. Es más se me podían haber escapado los internos”, reconoció.

En ese sentido, el policía manifestó que en un caso donde internos se escapen, la sanción es 30 días de suspensión o 60 días de arresto. “La medida que tomó el Gobierno en relación a mi destitución es por reclamar salarios que siguen prometiendo que van a pagar y todavía no puede pagar. En enero nos dijeron que nos iban a pagar por planilla complementaria y no nos pagaron. En diciembre nos prometieron que salía el decreto que tanto peleamos y el jefe fue testigo de todo lo que hice para que se apruebe ese decreto en la Legislatura. A pesar de eso me dejan afuera de la institución por salir a reclamar”, cuestionó.

“ESTO NO ME VA A CALLAR”

Montesino también reconoció: “yo sabía que esto podía pasar. Yo confío en la Justicia que esto se va a rever. Acá se daña a un trabajador por reclamar y detrás de este trabajador hay una familia”.

Y criticó el rol de los funcionarios provinciales. “Tanto el ministro (de Seguridad, Federico) Massoni como el jefe de Policía (Miguel Gómez) están jugando de espalda a la gente. Y se molesta porque el sector policial se da cuenta de que lo está haciendo y se lo sale a decir. Y en vez de reflexionar sobre cómo está haciendo su trabajo, al contrario afirma que su trabajo es en contra de los trabajadores. En contra del reclamo justo que realmente nos corresponde y aún no hemos cobrado”, insistió.

En este sentido, el suboficial presentó un amparo judicial para que se revierta su destitución. “Ojalá se dé vuelta la situación en la que me han encuadrado y dentro de lo que es el reclamo salarial va a seguir porque por eso fue que me cesantearon. Esto no me callar, me da más fuerza para reclamar”, advirtió.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico