Muerte de maestra en las alturas: separaron a la directora

Celeste de los Ríos era docente en una escuela rural ubicada en un remoto paraje jujeño, fue hallada muerta y se trata de establecer si se trató  de un accidente frente a las duras inclemencias del tiempo que azotaban la zona al momento en que retornaba a pie a su casa. Celeste era de Orán y tenía un hijo de 18 años.

La directora de la Escuela Rural 4.236 notó la ausencia de la docente de Educación Física pasadas las 15 horas del día jueves y que se anotició que no había llegado a Iruya el viernes en la mañana, cuando un poblador se comunicó con ella para informarle que la docente Celeste de los Ríos no había llegado a las 22, como le había informado a un hombre -amigo de la misma- al partir de la escuela con rumbo al poblado.

La docente, de 42 años, profesora de Educación Física, tenía que recorrer sola senderos de cornisa, muy peligrosos, para llegar o bajar de la Escuela 4.236 que se encuentra en un lugar remoto de Iruya o buscar la ayuda de un baquiano, quienes según una fuente cobran entre 5 y 10 mil pesos el trayecto.

Según fuentes de la localidad, en los últimos días se registraron bajas temperaturas y fuertes vientos, y esa sería la causa por la que la maestra habría sufrido una caída en el trayecto.

El hallazgo de la mujer hizo, sin embargo, que la fiscal dispusiera el envío de una comisión al lugar conformada por personal de Criminalística.

SEPARARON DEL CARGO A LA DIRECTORA

Tras la infausta noticia de la tragedia de la docente, desde el Ministerio de Educación lamentaron profundamente la muerte de María Celeste de los Ríos.

Luego en el mismo comunicado confirmaron la separación del cargo de la directora María Eugenia Sánchez hasta tanto concluya el proceso de investigación judicial.

Oficialmente comentaron que tomaron conocimiento de la desaparición de la profesora de Educación Física el viernes por la tarde e inmediatamente advirtieron a las autoridades policiales para su búsqueda.

La docente, con domicilio en la ciudad de Orán, trabajaba hace tres años y dos meses en la escuela 4236 Fray Bartolomé de las Casas y era madre de un chico de 18 años.

El Tribuno, en tanto, dialogó con el intendente de Iruya, Eugenio Herrera, quien aseguró que el personal municipal se desplegó de inmediato cuando se enteraron, y que lo único que oficialmente se dijo hasta anoche es que pudo haber sido arrastrada por los vientos, que soplaron en las últimas horas.

Fuente: El Tribuno

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico