Mujer da refugio a 52 perros y pide ayuda para alimentarlos

Alma Montiel tiene 70 años, es jubilada municipal y desde hace más de tres décadas hizo de su casa un refugio para perros callejeros, pero ahora ya le es casi imposible mantenerlos porque se redujeron las donaciones que recibía de algunos vecinos.

“Es evidente que la crisis económica hace que mucha gente limite sus gastos, teniendo en cuenta que una bolsa de veinte kilos de alimento balanceado, de mediana calidad, vale casi 20 mil pesos y yo uso mis ahorros comprando algunas cuando hay ofertas en un supermercado, pero igual no alcanza y por eso tengo que racionarles al máximo la comida”, contó la mujer a El Patagónico.

Alma vive sola en una modesta casa de planta baja ubicada en la calle José Fuchs del barrio 26 de Junio, a unas diez cuadras de microcentro y los perros tienen algunas cuchas en los patios delantero y trasero que en parte fueron construidas por alumnos de la Escuela Industrial. Otros canes, los más pequeños, quedan dentro de la casa, donde también da refugio a varios gatos.

A principios de esta semana hizo un llamado a la solidaridad a través una red social y el mensaje lo representó a través de sus animales: “Necesitamos ayuda. Nos quedamos sin comida. Somos 52 callejeros y 15 primos gagos. Gracias”.

WhatsApp Image 2024-02-13 at 16.10.14.jpeg

Si bien a veces logra que algunos canes sean adoptados, son más los que la gente le deja argumentando que no los pueden tener porque se mudan; o bien abandonan cajas con cachorros frente a su domicilio y ella debe hacerse cargo.

La vecina caletense afirma que no pertenece a ninguna protectora de animales y que tampoco recibe ayuda de algún organismo estatal o empresa privada. Además, reniega por el hecho de que ninguna gestión comunal haya creado un refugio a pesar de que “terrenos sobran y hay muchos en Caleta, pero no para los perros”.

Tener tantos animales le causó algunas discusiones con familiares, pero ella hace prevalecer el cariño que les tiene y procura castrarlos, aunque no dispone de medios logísticos para vacunarlos a todos contra enfermedades.

Por último, reiteró su pedido de ayuda por alimento balanceado, desechando en lo posible recibir donaciones monetarias para evitar malentendidos y dio a conocer su teléfono celular para ser contactada: (0297) 154-111119.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico