Municipio regulariza la actividad de los feriantes

En el curso de los últimos años se produjo un incremento exponencial de artesanos, productores, emprendedores, manualeros y revendedores de ropa usada y otros elementos en Caleta Olivia, muchos de los cuales hacen de esta actividad su principal medio de vida.

Se estima que entre todos, ya sea de manera individual, por asociación y por grupo familiares, pueden llegar a exponer un amplio abanico de productos en algo más de cuatrocientos stand.

La dimensión de este fenómeno social que no tiene relación con las tradicionales salitas, se observó a fines de diciembre cuando se organizaron para montar una inmensa feria a aire libre, precisamente en la plaza 20 de Noviembre, evento que la anterior gestión municipal trató de capitalizar para sí misma, a modo de compensar su inacción a la hora de celebrar el nuevo aniversario de la ciudad.

A estos grupos de vecinos y vecinas se les permitía utilizar de manera espaciada algunos fines de semana las instalaciones del gimnasio municipal “General Mosconi” ubicado en el barrio 26 de Junio, previo pago de un canon, pero su capacidad no era suficiente y era evidente que algunos funcionarios daba preferencias a los de su entorno, sobre todo por cuestiones políticas partidarias.

Es más, nunca se informó cuáles eran los ingresos económicos y su destino, algo que seguramente nunca se esclarecerá porque “casualmente” se produjo un robo de computadoras que almacenaban esa información, pocos días antes de finalizar la gestión comunal kirchnerista.

SE DEFINEN DETALLES

Ahora, la conducción de la comuna, a cargo de Pablo Carrizo, procura ordenar este tipo de ferias y en principio se comunicó a sus protagonistas que ya no estará disponible el gimnasio de referencia dado que se lo necesita para incrementar las actividades deportivas, aunque quedó abierta la posibilidad de hacer alguna excepción en fecha determinada.

Mientras tanto, se les permitirá realizar eventos en la plaza 20 de Noviembre una vez al mes durante la temporada estival y luego se gestionarán gimnasios de escuelas cuando se reanuden las actividades en esos edificios.

Además se les pidió que las coordinen con la Cámara de Comercio para evitar discrepancias con los dueños de locales comerciales que pagan impuestos, procurando que éstos no vean afectada sus ventas.

Todo esto fue informado a parte de los feriantes que el miércoles por la tarde se reunieron en una plazoleta céntrica para recibir las últimas novedades obtenidas por sus coordinadores ante autoridades municipales (foto).

En términos generales, la mayoría dio su conformidad con lo actuado pero aún restan ajustar otros detalles, como ser la actualización de permisos y el canon que deben pagar de acuerdo al nuevo régimen tarifario, pero se anticipa que el mismo tendrá un costo modesto.

Por ello fueron citados para la tarde de este jueves en el SUM del Centro Cultural, donde se definirán reglamentaciones y otros ítems para ordenar este tipo de actividades.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico