"Nadie ha mostrado interés en las áreas de YPF"

Jorge Ávila sostuvo que hasta ahora no hay ofertas concretas por las áreas que pretende desprenderse YPF en Chubut. Preocupación por los trabajadores y los contratos de las pymes.

YPF tiene decidido retirarse de la Cuenca del Golfo San Jorge. La empresa de mayoría estatal informó al mercado que entregará una cartera de áreas convencionales en Chubut, Santa Cruz, Mendoza y Neuquén como parte de su estrategia para centrarse en proyectos más redituables como el shale de Vaca Muerta.

En el documento entregado a la Comisión Nacional de Valores (CNV), YPF informó que dejará de operar en los bloques que “alcanzaron su pico de producción” y que avanzará con el traspaso a las provincias. La estrategia de la compañía es tratar de bajar el precio a las áreas para no hacerse cargo del pasivo ambiental que deja en Chubut y Santa Cruz. Comodoro Rivadavia es una de las ciudades más afectadas ya que hay cientos de reclamos por pozos que no fueron sellados correctamente que están cerca o incluso dentro de barrios de la zona norte de la Capital Nacional del Petróleo.

En este marco, el secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Chubut, Jorge Ávila, manifestó que, más allá de los trascendidos mediáticos, no hay ninguna oferta sobre la mesa para hacerse cargo de las áreas Escalante, Central, Restinga Alí o Bella Vista.

Asimismo, volvió a pedir que se forme una empresa regional para que se haga cargo de una parte de los yacimientos. “Hoy no tenemos nada. Hoy estamos pidiendo que se cree una empresa, aunque sea regional, para darle una parte (de las áreas). Estamos pidiendo que, si alguna empresa grande quiere invertir, venga y diga ‘yo quiero invertir’. Estamos esperando esto. Hasta hoy no tenemos nada”, consideró el dirigente gremial.

“Lo que sí me quedó claro a mí es que si YPF dice que no va a invertir más en las áreas vamos a tener muchos trabajadores sin trabajar. La gente va a empezar a perder el trabajo. YPF no puede venir y decir ‘yo me voy a quedar solamente con Manantiales (Behr) porque me da productividad y las otras las voy a vender”, describió.

“Yo soy de los que piensan que, si se quiere ir, se tiene que ir de todo. Pero también entiendo que sería injusto pedirle que se vaya. Entonces le voy a decir que nos sentemos a negociar y ver qué podemos sacar”, aseguró el también diputado nacional.

La preocupación de los actores de la región está puesta en qué pasará con las pymes y los trabajadores. La idea es que el traspaso de las áreas incluya a los trabajadores. “La condición para la empresa que venga es que tiene que tomar a la gente con un contrato de 4 años más 2 años y tiene que pagar la indemnización. Tenemos que ver cómo vamos a hacer con todo lo que tenemos atrás porque hasta ahora no tenemos ninguna empresa para hablar de eso. No trajeron ninguna”, cuestionó Ávila.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico