Nuevo aporte municipal a bibliotecas y cooperadoras

El intendente Juan Pablo Luque entregó aportes municipales a través del FAEM a 39 cooperadoras escolares y dos bibliotecas populares para que puedan afrontar distintos compromisos en beneficios de los alumnos.

Los Fondos de Asistencia Educativa Municipal (FAEM) están destinados a las escuelas provinciales y bibliotecas populares, a fin de ser invertidos para la sostenibilidad de las actividades educativas y pedagógicas. Se trata de una iniciativa del Ejecutivo local que es posible por el aporte tributario de los comodorenses.

En el acto de este martes acompañaron al intendente Juan Pablo Luque –entre otros- los secretarios de Economía, German Issa Pfister; Gobierno, Maximiliano Sampaoli; y Cultura, Liliana Peralta, así como otros funcionarios, concejales y los beneficiarios de las cooperadoras escolares y bibliotecas populares.

El jefe comunal agradeció el recibimiento por parte de la directiva de la Escuela N° 119, anfitriona del evento, y destacó que en septiembre cumplirá 86 años. “Estamos muy contentos por esta entrega de aportes de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, a través del FAEM, redistribuyendo el pago de los contribuyentes al mantener sus impuestos al día”.

Asimismo, resaltó la importancia de contar con edificios acordes para el buen funcionamiento educativo. “Se nota que esta es una escuela que tuvo algunos trabajos de reformas y mantenimiento, los cuales celebro porque cuando las cosas están bien es importante decirlas. Fue una tarea por medio del Ministerio de Educación y Obras Públicas de Chubut, y pretendemos que esto se replique en todas las escuelas de Comodoro Rivadavia y de la provincia”.

Consideró “fundamental contar con infraestructura adecuada para que los alumnos puedan concurrir a escuelas con la tranquilidad de tener un edificio en condiciones como nos merecemos los chubutenses, ya que debemos poner a la educación como tema principal”.

Recordó Luque que “aunque el Municipio no tiene la potestad ni la jurisdicción para solucionar los problemas en materia de infraestructura, o salarial de la educación, sabemos los inconvenientes que se sufren en la provincia y no podemos mirar para un costado. Por eso debemos proveer de lo necesario a las cooperadoras escolares que representan a los padres, quienes realizan una tarea ad honorem y con vocación pensando en el futuro de nuestros hijos”.

En esta ocasión la entrega fue de 32 millones de pesos para todas las cooperadoras y bibliotecas presentes, mientras que el viernes habrá una nueva entrega en zona norte.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico